HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay algo.... en el beso de la mar.... en los ojos de mi madre... mirando por la ventana, la lluvia del marzo de hace 40 años, cuando las carreteras traían el maiz y los arándanos en los labios de la abuela... amando en las montañas, los ciclos del nacimiento, sin servir a nada ni a nadie. Sin arrodillarse ni pactar ni conceder. Sin ser utensilio, sino música. Amamantadas por el tango de la luna y la sinfonola del secreto de la mar.... entre tus valles.. dilatando la transparencia del primer poema que quedó hundido en la tierra como la raíz que en el fruto devuelve el Infinito al grito que llora en tus manos cerradas bajo la soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario