HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

A partir de ahora, no voy a buscar ni más faunos, ni más motivos etéreos y mágicos. Ni voy a buscar mi alma a 2000 años luz de mi grito, ni de mi frío, ni de mi soledad.  No voy a entrar en trance para tener orgasmos con estrellas. Ni a buscar explicaciones divinas cuando hablo con los árboles y con los muertos. Todo eso me estaba perturbando y estupidizando. Me estaba separando de la poesía y de mi aquí y de mi ahora.  El allá está acá. Y es pagano. Y es grumo de vino, y es risa de espadas contra paredes y de paredes cayendo en la cabeza del alcalde y del policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario