HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer le dije al perro "Kavka donde otros se echan colonia y desodorante, nosotros repelente para las garrapatas" Y nos fuimos piando calles que no son nuestras.  Preguntando insolubres castillos de arena, en ese pañuelo que teñiste con tu sangre y que olvidaste en mi mesita. Y se hizo una estatua de dioses muertos a la que llevo pétalos blancos que encuentro por el suelo. Y agito un cuaderno encima para que chupe todas las palabras inútiles que recé para ti entre cloacas y cantinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario