HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

borrar las palabras que estuvieron conmigo
convertirlas a la cromática del verde en el beso de tu vaso
sacudir la tierra de los hombros
evitar lo que ya ha sido
andar sólo por las ramas
no caer objeto directo
no ser sujeto en tu página ni en la mía
inevitable deformación de tu espejismo
y a la vuelta
nada se sostiene
por amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario