HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Descuelga el teléfono. Me habla a susurros que no oigo. Le digo ¿todavía estáis en voto de silencio, pobreza y castidad?. Se ríe para adentro. Me río para afuera. El perro persigue su sombra. Peter Pan me manda señales de humo de plástico quemado que escribe en la nada un plan de reciclaje para mis fracasos. Sabe dulce. Buena idea viejo. Un día volveremos a usar ramas de vestido. Pájaros de bombilla. Agujero negro de ventana. Y de chimenea, tu porqué lleno de rabia abofeteando el cielo. Un día y será antes de que mueras, nuestras manos serán kalashnikov, nuestros ojos, volcanes y semillas de olmo que no enferma destruyendo la civilización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario