HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He dejado a fuego lento las alubias... y he comido pan y fruta. He fregado la cocina. Kavka también comió su comida.... Hemos estado un rato en el corral. Todo es como una película, un sueño, a veces macabro, a veces mágico. A veces no hay nada qué decir. Otras hay tanto significados, que las palabras sólo rozan la arbitrariedad del fuego oculto de los árboles. Hoy vi a una señora que era la madre de un amigo de mi niñez, me causó simpatía, era tal cuál la recordaba. Estaba en el mostrador de la tienda... y recordé hace mucho, una vez que estábamos en el campo de fútbol viendo los partidos y yo dije "joder hace un calor de la ostia, yo voy a sentarme a la sombra de ese árbol" y me fui del grupo y me senté a la sombra de esa mujer que yo creía que era la de un árbol. Y una amiga se escacharró de la risa y vino a bromear sobre el asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario