HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He he tenido una conversación bella por teléfono. Y a través de ella llegué al libro I Ching. Que estaba en la librería de la casa. Hay cientos de libros allí. Lo he encontrado.. y me atrajo mucho eso de las hexagramas y todas esas direcciones en varillas que se rompen a través de ecuaciones de la distancia y el pálpito, y caparazones de tortuga que en el fuego dicen lo inevitable.... lo sentí un rizoma, un baile cuántico y también el peyote que besaba a los indios. Me atrajo esa idea del oráculo... entre páginas que son poemas, complejos. Me atrajo pensar que era el primer libro de la tierra. Y como mi mente funciona por metonimias y agujeros de gusanos de metáforas de fuego y a veces creo en la magia y en lo extraordinario... he sentido algo muy bello, al preguntar al libro y beber la respuesta en un lugar de viento y de acantilados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario