HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy he ido al parque..  fui extrañamente feliz allí... estaba escuchando a Chinoy... y primero me senté en un viejo banco que solía hacerlo... y sentí que estaba en una encrucijada como cuando tenía 16.. y sentí el espiritu rock de entonces, tuve un deja vu, de una vez que estaba allí sola pensando, fumando hachís en medio del infierno pero llena de vida y sueños.... y sentí una profunda melodía.. sobre todas las tumbas, sobre el quemar naves, sobre el volver recien nacidos a la cresta de la deriva y bailar... luego me fui a los columpios.. y sentí algo muy antiguo de mi niñez y a la vez muy presente, de mis sueños... esa sensación de no tocar el suelo y suspenderse en el aire.. me hizo sentir una sinestesia espiritual... y la belleza.....y la juventud  y el fuego y el vértigo y el helio y el amor que espera en la luna.... el perro como es muy bruto, vino a tirarse a mis piernas y le di un columpiazo...  Luego fui a sentarme a otro banco... y me quedé allí un poco más nostálgica... cruzó volando una espiga de pólen.. y me sentí como Forrest Gump cuando voló delante una pluma de pájaro.. había cientos de margaritas y dientes de león... y columpios rotos, algunos cubiertos por la hierba... había palos rotos... y una sensación de ruina que me pareció muy hermosa. Y vi allí el recuerdo de los columpios de mi niñez que ya no estaban.... competíamos entre los niños a ver quién saltaba más lejos... le metíamos tanta velocidad al columpio, que nuestras cabezas salían por encima de la barra, los forzábamos al máximo.. y estaban medio oxidados y les faltaban tornillos y chirriaban siniestramente como si se fueran a ir a tomar por el culo.  Había cuatro columpios. Nos solíamos coordinar de cuatro en cuatro.. y saltar a la vez desde el punto más alto.
Tuve muchos sentimientos allí... al lado de la ausencia.... era ese amor que a veces da la soledad... un fuego que se levanta de las grietas... y lo llena todo de luna llena... y ya no duelen los muertos, ni los que vamos a morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario