HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

La ficción vendrá desde dentro.. y así, se quedará afuera, como el realismo de mi fantasma en zancos del río del olvido, al banco de ese parque con tu noticiario fumándome la muerte. Y echando palomas de papel a morir de hambre lejos de los dos. 

Me convertiré dentro de 7 cuartos de luna, en las flores del peral, en la tierra entre tus uñas cuando abres una carta y maldices que aún se acuerde de tu nombre y maldices que aún tú también lo recuerdes.

Y la dirección, retrocediendo tres calles. Pero sin hacer trampa.  Hay que hacerlo marcha atrás. Hay que hacerlo para sacar la espada de la pared. Ningún cartero llegará, no te tiemble el quejido. Ya no habrá puerta. Ya no habrá nada qué cerrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario