HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto de un sueño raro... en mi sueño una voz me decía que todos mis problemas vienen de la relación con mi madre y que tengo que arreglar el vínculo con ella. Esa voz luego dijo "los franceses tenían arreglado lo materno-filial y por eso no fueron a matar indios a américa"
La montaña está medio blanca... como si hubiera caido la helada. Me despierto algo cansada... de existir.  Con un desasosiego... de papel de lija borrando tus palabras en el interior de la noche. Ya ha subido el sol la montaña. Mis sentimientos son una náusea que abraza sobre el rocío una casa en ruinas que hilvana en tus párpados la soledad que escapó de mi escritorio a esa enfermedad de los colores en el vaso de vino tiñendo tus labios con la herida de la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario