HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Mis problemas han surgido por buscar mi ideal. Por querer ajustar ese mundo exterior, a la necesidad interna del poema y la danza de sal. Cuando esto no funciona así. Aquí todos arrastramos el cadáver de nuestro primer sueño, y paso de mil derrotas. Y hacemos, lo que podemos, para reir, y tener una cerveza y un cacho de queso en la nevera, para no abrir nuestra tumba, para no entregarnos del todo al terrorismo y a la pólvora y morir junto a las estrellas, todavía, porque de momento, es todavía. 
No se ha de luchar contra el esperpento, a nivel político sí, a nivel político se deben quemar todas sus instituciones.... Hablo del andar por casa y su carcoma. El esperpento es innato. Luchar contra el esperpento, es romperse la cabeza en la pared para abrir una puerta de la alucinación por la que sólo entra y sale un brazo y no llega nunca a la marihuana ni a alcanzar la llave... se queda ahí luchando contra el viento y atascado por su propia espalda...  llenándose de telarañas. Esto he tardado mucho en aceptarlo. Pero saberlo me ahorrará mucha angustia. 
Lo único honesto y vital es buscarle la gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario