HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

No lo quiero saber. Me da miedo conocer el alfabeto y juntar esas letras. Y juntar las patas cojas de mi silla con esa nube negra y escucharlo. Y un día, no sé cómo, abrir esa puerta, y sentir tu ausencia, y ya no poder juntar ni uno solo de mis huesos con la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario