HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Quiero ir a la mar. Estoy nerviosa. Tengo ganas de pelear. Hacía muchos años que no sentía esto de ésta manera.. Ésta radicalidad del ácaro de polvo, comprando bidones de gasolina, en la soledad de mi rincón. Éste deseo de exorcismo y explosión. De beber diez botellas de whisky y quemar algo en un arrebato de duendes de peyote. Temo a ese animal que se ha despertado. Otras veces me llevó a lugares muy peligrosos, donde la vida y la muerte, jugaban al póker con mi carne y con mi aullido. No es bueno reprimir la violencia. Hay que darle un cauce. La represión causa monstruos y enfermedad. Ha de salir. Ha de ser dueña de sus palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario