HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

saber que no tiene solución, es la solución
lavar la mano en la tierra
la piel en el salitre
las pulgas con los perros
la sangre con la jeringa
y correr porque nunca ha sido gerundio

no sabemos amar
los que hemos sido hijos de los tejados con pata
del piano con pistola
de la ausencia robando a vagina armada en la multitud
de moratones en los brazos al despertar en un río de ginebra
de historial de sobredosis, de correas en la cama, de escupitajo en el rostro, de que se muera el mundo

tú habías bebido el mismo fango, y navegado en huesos y papeles doblándote el grito en una espada
pensé que por similitud,  por pares o por impares, por el vaso medio vacío, por media llena la tumba
podría amar tus monstruos con los míos y volar
pensé que era de verdad, tan de verdad, tan (aquí vendría un verso ridículo de pólen)

pero no era eso amor, nosotros no teníamos de eso
no nos soportábamos cuando nos lo ofrecíamos, porque estábamos vivos en base a no tenerlo
porque al colgar el teléfono te sentías  un jodido impostor y al mirar en el sucio espejo de tu servicio la serpiente de la sabiduría te mordía el cuello y te mataba a puñaladas las gilipolleces que me habías dicho con rima y vino tinto... y se cagaba encima de tu cabeza tu sentimiento-miento-miento, y te crecían antenas y rabo, y te daba una náusea de hijo parricida, de viuda negra, de libro atormentado esperando cargarse de una vez al autor

los que nacimos del aullido y a pedradas, no sabemos amar
no soportamos el amor porque nos recuerda lo que nos hizo daño, lo que no tuvimos cuando aún eran blando el cráneo y la carne

porque era el deseo eternamente insatisfecho
al eco de otra persona
ni siquiera de nosotros
y al rozarlo, al decirlo nuestro.... el escenario lloraba con gritos nucleares la máscara de ceniza

y nos íbamos
nunca supimos hacer ninguna otra cosa
que echarle fuego y correr porque nunca ha sido gerundio, amor

1 comentario:

  1. IMPACTANTE,INDUBITABLE ... esa aglomeración sanguínea entre la lírica de la experiencia y el verso, entre el colapso natural del paisaje, con la ceguera existente más visual y planetaria... Mareva, maestra, gurú de las ensoñaciones... evocar a tu trama y enigma es disfrutar placenteramente de la lectura conjunta a ti.
    Mil abrazos y buenos deseos :)

    ResponderEliminar