HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Soñé algo muy extraño... era una continua conversación que me convencía de que los sentimientos no existen, de que no existe el amor, de que todo milonga, pero lo hacía a un nivel tan profundo de las palabras y los motivos.. que me desperté pensando que muy pronto voy a morir, que debo estar enferma para conocer las palabras de ese sueño. No sé porqué sueño con discursos tan elaborados en contra de la vida. Cuando yo trataba de protestar, el discurso tomaba mis motivos a su favor y se ensanchaban sus razones, destrozaba todas mis objeciones. También en ese raro diálago, yo le decía que entonces no podría haber poesía. Y el discurso me decía que la poesía también morirá que nunca más la escribiré. Y en una parte decía "no te preocupes, pero cuando te digan que no te preocupes es cuando de verdad es para preocuparse" Esa parte al menos era chistosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario