HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todo tiene qué ver contigo. Porque tú estás en la ausencia que vive innata en todo lo que es. Porque eres esa última copa de ginebra que sienta tan mal, y te hace comer el suelo como si allí, el musgo volviera a brotar. Y las tumbas no fueran tumbas. Y los barcos no fueran del fuego.
Porque eres la sal que no tiene el río, para llegar a la ola.
Y yo ahora vivo demasiado lejos de la mar.
Porque eres el poema que no deja de escribir el cuchillo que se hundió en las ganas de amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario