HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

y es deslizarse
sin tomar lo sabido, ni golpear por lo ausente
y hacerlo, al cóctel molotov de la verdad muerta en la pared
y es sin atarse ni al ideal ni al desconsuelo
ni al cuchillo ni a la sangre, ni al amor ni al frío
es la infidelidad de la tangente
es todo teatro con carne de veras
con zapato lleno de tierra y mano armada por mano vacía
con descosido, de costilla a costilla
y es hasta dolerse, el beso y la bofetada, la flor que miras desde la cuneta, el retrato roto en la pared de la guerra perdida, del abuelo fusilado y el nieto que nació en el sótano de un supermercado flotando entre botellas de cocacola y merchandising de bandera y fango y cráneos clavándole cuchillos de inmemoria.....,
el puede que te mienta, que me mienta, que seamos protozoos descendientes de rumiantes
y mi razón no vale nada y sólo por eso sigue a tu lado con la tuya

No hay comentarios:

Publicar un comentario