HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Antes en el prado... vi una mariposa completamente negra, creo que nunca antes había visto una mariposa negra, estuve corriendo tras ella, ella se paraba de flor en flor, y yo iba como niño que persigue palomas, parecía a veces un murciélago, a veces un ave clandestina.. y sus alas abiertas tenían forma mágica, era tan hermosa, aburrí a la mariposa de huir de mí, y se paró oculta entre la hierba, y cerró sus alas, y así cerrada, tenía un aspecto de avión de guerra, rectangular con el pico a punto de eclosionar a la tierra entera. 

Luego vi otra libar una flor blanca, ella era naranja y negra, estuve a un palmo, acuclillada para verla de cerca y no se marchaba, se columpiaba con su lengua libando el pólen y sus alas medio abiertas.. y sus pelos de gusano y sus ojos por el que caían todas las estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario