HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ayer llegué al pueblo. Antes de eso, fui a un hipermercado que abría los domingos porque el 1º de Mayo le dicen festivo Me pareció una terrible tristeza. El 1º de Mayo no puede ser una fiesta, hasta que no se haya destruido el capitalismo. El 1º de Mayo ha de ser una trinchera y un campo de batalla, donde se decida y se organice la revuelta y se recupere el instinto y el arrebato de la clase trabajadora.

Fui allí, porque en el pueblo no había comida. Había cobrado... esa paga que me da para 7 días desde que el perro me gasta la mitad de ella.  Robé una pipetas contra las garrapatas... que valían unos 15euros.  Hacía años que no robaba. Y volví a sentir esa emoción  y alegría de los 1000años de perdón. Mientras le explicaba a ella la táctica.... le decía cómo vamos con un carro y les vamos a hacer caja, pasamos más desapercibidas, además tú tienes un cara tonta e inocente, amorosa y un andar despistado que ayuda mucho. Lo echas en el carro, como si lo fueras a comprar y sigues tranquilamente comprando. Luego en otro pasillo rebuscas en el carro cómo si estuvieras mirando algo y quitas el paquete y la etiqueta.  Y luego en otro pasillo, mejor en los pasillos en los que hay cosas sólo baratas porque es dónde menos vigilancia hay, mientras metes algo del estante al carro, te deshaces del envoltorio. Y luego ya te metes lo robado al bolso y aquí paz y después gloria. 
Le decía que otra cosa muy importante, es no tener miedo ni vergüenza a que te pillen, hallarle la gracia y la emoción en el caso de que vengan los guardias de seguridad porque así salen mejor las cosas.
Le explicaba también que ellos nos están dando el palo, del 50% o más de lo comprado. Así que para quedar a pre, habría que robar al menos la mitad del precio que vayamos a pagar. 
Moralmente yo sólo robaba en los hipermercados de las multinacionales.

Yo antes, al Corte Inglés les mangué como 20 pantalones de los más caros. Yo entraba alegremente a los vestuarios con un nº indefinido de prendas de vestir. Arrancaba allí el chip y lo metía en el bolsillo de otra de las prendas, me llevaba una puesta y hablaba tranquilamente con esa mujer tan amable a la que había mareado 10 minutos para luego no comprar nada.

Y en aquella época de los CDs, que venían cerrados a capa y espada... yo iba al pasillo de las herramientas y usaba tenazas o similares para abrir la caja y me metía el CD desnudo al bolso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario