HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

soy narcisista de la vergüenza ajena
del olvido de los otros
de mi muerte en sus brazos

soy la barandilla de un puerto abandonado
sujetándote la lágrima, donde mi vida no hace pie ni luna

la puta retórica de mi porque existo
atada al tango en tu cuerpo
cuando vos sos polvo y mi vacío

no sé hacer nada para lo que dicta su supuesto verbo
no escribo para la escritura
no te quiero, para tu amor ni la vuelta
no te busco, ni para encontrarte, ni para desaparecerte al fin del poema
no vivo porque vivo
no sé, para para ganar nada del saber, ni sólo por duda y desgarro, ni mariposa verde, ni esa tumba se llevó mi corazón
no camino para llegar ni para irme

No hay comentarios:

Publicar un comentario