HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He andado por ahí.... mirando el río, un hormiguero, un sapito pequeño, las montañas, las nubes. Suspirando, recordando en Pedro Páramo que la muerte entra por culpa de los suspiros y de los murmuros. Pensaba "era más feliz cuando creía en esos dioses, en atravesar la grieta entre los mundos, en ver llover a Marte desde las piedras hacia arriba" Y me jodió algo mi escepticismo contra todo. Al ver esos mismos lugares que miraba cuando sentía que el cielo era del todo rojo y morado y que ebullía la ley de gravedad en mis ojos. No sé porqué siempre me convence la duda y la nada. Escribí con una piedra afilada, sobre otras piedras, palabras que implicaban mil historias que me hicieron daño y las eché al río, todo lo lejos que alcanzó la rabia para que se fueran de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario