HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado media hora trabajando con Maraiz.  Una página del programa de textos del ordenador más o menos....  He parado al llegar a una zona, donde uso palabras demasiado mías que no las quiero en Maraiz. Creo que eso era lo que tanto me obsesionó cuando lo escribí, tenía la sensación de que el destino que a ella le ofrecía, sería el que inevitablemente yo acabaría sufriendo. Tenía miedo de mi deseo de tirarla a la mar y ahogarla con todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario