HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He sido feliz en el monte. He descansado, he sentido un mantra de naturaleza, de amor, de motivos para vivir. Un reposo de árboles, de río, de mirada de perro, de belleza, de la sensación de lo infinito, aunque todo eso me sobreviva y yo nunca regrese. Me he dormitado en la hierba. He soñado al saber que pronto estaré en la mar.  Que tiene aún caminos la canción. Que la luna sigue estando tan alta, tan lejos de los dedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario