HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He tenido un sueño naif, sobre la esperanza, era una especie de cacho de maizal seco en movimiento, algo en mí era un pincel, algo la voz que lo acogía, era muy frágil, estaba en cada segundo a punto de derrumbarse, pero la voz del sueño trataba de convencerme de su razón para vivir y de su belleza. Y aparecía algo de los jabalíes y del atardecer.

He soñado esto... porque mi razón para vivir es igual que ese maizal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario