HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy soñaba algo como de un circo. Un viaje irregular y cíclico de la vida de alguien. Había amor y odio, violencia y paz. Muchas escenas que representaban opuestos. Pero no recuerdo demasiado las imágenes. Creo que el protagonista era un enano.
También soñé.. que la vecina entraba en mi patio y abría el buzón y se llevaba una carta. Yo salí a decirla qué coño hace llevándose nuestras cartas. Ella dijo que el cartero no se enteraba muy bien y a veces dejaba sus cartas en mi buzón. Yo no sabía si creermelo, pero le dije que habría que hablar con ese cartero para que empezara a enterarse. Y fui a mi buzón,y había dos cartas escritas a mano, una era de Ernesto... fue aquél chico al que quise cuando tenía unos 16. Y otra era un sobre grande... donde la carta estaba escrita sobre el sobre y dentro no había nada. Era de un viejo amigo que hace años que no sé nada,  se enfadó conmigo una vez que discutimos sobre ETA, políticamente no éramos compatibles.  Yo leí la carta en mi patio, pero no me acuerdo de lo qué ponía.
Me desperté pensando en que ni siquiera en mis sueños llegan cartas de K. Que es tan inviable, tan estúpido esperar una carta suya que ni los sueños de la frustración lo recrean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario