HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy soñé algo de que aparecía un amigo que murió hace unos meses.. y nos abrazábamos y yo lloraba un poco, y luego tropezamos y caímos en un campo de pinchos y toxos, pero no nos hicimos daño. Eran suaves como espigas que nos sujetaban por sus puntas.
Soñaba algo más.. y era hermoso, pero no lo recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario