HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Llevo un rato pensando en ponerme con Maraiz. Buscando el tono, quitar antes los fantasmas de mi verbo, de mis distracciones de las habitaciones quemadas. Pero al final todo eso son excusas, y la única forma de pillar el tono, es entrar en esa historia.  Por alguna razón fui a buscar "la cajita mágica" que conservo desde mi niñez y hace algunos meses que no sé dónde está. Pero abrí un cajón donde vi fotografías y me emocioné y se me olvidó lo que buscaba y todo lo demás. Es raro sentir que todo lo de atrás, pertenece a la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario