HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto de un sueño que exponía la soledad de un modo surrealista y figurado... era un objeto y un movimiento que representaba mi cuerpo. No recuerdo demasiado el paisaje del sueño, pero sí ese significado del aislamiento y su grito y su orilla.

Ayer por la noche llegó ella a la casa. Se marcha hoy. Me he despertado sintiendo un desasosiego al saber que su presencia puede cambiar el rito de la soledad en mis ojos. Todo eso me deja un latido de violencia que me hace preguntarme por ésta nueva intolerancia ante el mundo compartido. Y esto no es bueno. No es sano éste apego arisco a la soledad y al vacío, a la lengua de los árboles, cuando el vino ya no recuerda brindar junto a otro corazón. No sé qué vehemente inadaptación se ha adueñado de mi alma. Adiós de bala y grumos de hoguera en el hueco del cielo lleno de tu ausencia.

Algo me pasa desde hace un tiempo... en los nervios, en el poro de la sensibilidad líquida que sobre la carne en llamas recibe el tacto del exterior. No sé si es una especie de histerismo de la utopía de mi complot del verso. Soy mucho más sensible al lenguaje de las invisibilidades. Me llegan como una agresión o como una urgencia de motín. Me llegan en un nudo que refleja 5 verbos. Como una profundidad que desgarra en el suelo de su simpleza, un mecanismo existencial que me agarra en la mente-corazón, toda mi vida, todos mis escritos, en una milésima de segundo que arde. Eso me hace demasiado intensa, y a veces rabiosa e irracional, incapaz a tomar el control sobre el canto que deseo dejar encima.

Necesito un cambio de horizontes. Llevo unos meses, o qué sé yo cuánto, caminando hacia la nada, hacia la suma y cosido, grapa y cuchilla, de todas las despedidas. De eliminar el dolor y los problemas del verbo, alejando todo, dejando en la atmósfera sólo la naturaleza y los perros. Y esa dirección, se convierte en un bucle, en una pasión hacia la luna... y cuando trato de ir en su contra, ella toma motivos ácratas contra el civismo para volver a ella y cada vez con más motivos y más lejos junto a sus lejanías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario