HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me he dispersado.. todo empezó hace como media hora, tuve un sentimiento que me hizo llorar, sólo lloré media lágrima, dos segundos. Pero cada vez que me emociono de esa manera, mi mente se llena de opio. Desaparece mi estar en la tierra, mis ganas de hacer, me vuelo, me vuelo por una especie de trágica comedia del eterno adiós. Y se me retuercen las entrañas en una melodía desconocida que me obliga a vagar sin huellas como disparos de viento. Y me entra mucho sueño, como si hubiera fumado marihuana. Como si la melancolía rasgara a cuchilladas el crepúsculo. Como si lloviera miles de kilómetros de agua en mi pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario