HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

sin el sur, sin corazón ni ojos

No hay comentarios:

Publicar un comentario