HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Tengo sueños tristes. Yo caminaba por éste pueblo, y todo estaba lleno de nieve, pero debajo de la nieve no sé cómo había oscuridad, un negro que emanaba de la tierra y de todas las casas, y los puentes. Caminaba a ninguna parte. Luego soñé con un poema de desamor, y sólo recuerdo que en alguna parte hacía una metáfora con la palabra "horno". Me lo repetí otra vez antes de despertar y l analicé dormida pero ahora lo he olvidado..  Luego un chico me decía "perdona no supe quererte porque hace 6 años yo también fui ahorcado con un kalashnikov"

No hay comentarios:

Publicar un comentario