2 de marzo de 2021

 He ido un rato con Kav bajo la lluvia. Tratando de oír la belleza y de comprender que sólo aquí y ahora, habita el fauno y la belleza. No ser vanidosa y moralizar la belleza o condicionar al Fauno a mis nociones. El fauno habita en todo lo existente... Y aunque yo lo escribí, lo viví, contra las ciudades y la superficie... él está en el asfalto y en los cubos de basura, está en el cuchillo del asesino, en el grito de angustia y desesperación... Está en todo lo que consideramos feo o malo.. y encontrarlo ahí será ver la belleza y el furor y ser libres.

Hay algunos momentos en la vida.. en que todo nos exige.. darle poder a Madre Muerte y a la cuántica. Porque ese el poder y la vida de Alicia. Eso es lo único que nos une al ser y a la belleza. Por eso.. hay que aceptar con el espíritu del guerrero, del mago, del niño, del jugador, del explorador.. el lugar donde hemos caído y lo que nos cayó encima. Porque lo echó encima Madre Muerte. Porque todo lo que nos rodea, siempre, es atraído por la conciencia y por Alicia. Si negamos al amor de Madre Muerte... estaremos creando prisiones en nuestros ojos y obstaculizando el camino y crearemos sufrimiento. Porque el sufrimiento es la manifestación de Madre Muerte... que no se ha podido asumir en la conciencia como amor..... Si no amamos lo que nos rodea... como lo sagrado.. como el oráculo del Fauno... como lo extraordinario...estaremos creando moral y naciones binarias contra lo Infinito y lo bello. Y entristeceremos a Alicia.

Madre Muerte... nos acorrala.. para darnos la libertad. Pero aunque Madre Muerte sea el amor más profundo y sea la Madre de todo lo vivo. Hay una parte de ella que es mortal para los humanos. Y el terror que provoca es la adrenalina indispensable para el fervor y el amor y la creación y la elevación de la conciencia. Por eso.. el miedo a ella es algo indispensable para seguir su viaje. Perder el miedo a Madre Muerte, es muy peligroso. Si pierdes el miedo... te enloqueces. Te pasas del lado izquierdo, pones en grave peligro a tu tonal. Sólo el miedo ante Madre Muerte.. su alta tensión.. logra que pueda darse el acecho de la nada y la metamorfosis. El miedo ante la muerte.. tiene varios centros gravitatorios... y una zona del miedo.. es la que hace que se proteja a Alicia y que el instinto salvaje esté despierto y se defienda ante las amenazas del exterior y del propio interior. Esa zona del miedo.. es indispensable para la vida  y la protección del espíritu y de la conciencia. Y hay una zona del miedo a la muerte.. que te separa del amor de la muerte... Porque cuando la Huesera se te echa encima.. ese miedo a ir de frente y seguir sus dictados te destruirá, te matará.

Por eso las encrucijadas de Madre Muerte.. se dan en la alta tensión. Por eso ella se vuelve la epifanía. Porque vayamos donde vayamos, vamos hacia ella. Porque no ir hacia ella, nos matará, porque resistirnos nos matará, porque desbordarnos de orgía y poesía y querer poseerla nos matará. Por eso la nada.. nos obliga a acechar la nada. Y es Madre Muerte la que provoca las metamorfosis de la sanación y el milagro. Ella desbloquea nuestras heridas... ella cura nuestro cansancio, ella nos hace sacar el amor que estaba herido y congelado.. ella salva a los locos de la locura, a los cuerdos de la cordura... ella devuelve la risa y el amor a los que estaban perdidos en el infierno. Ella da la vida.. a lo que necesitaba la vida y da la muerte a lo que necesitaba la muerte. Ella da el coraje, da los ojos, da la música, da el corazón.

Mi hipersensibilidad... genera un bloqueo al no ser capaz a asimilar todos los estímulos y para protegerme de la agresión del ambiente. Pero esa defensa luego me dificulta conectar conmigo... con la sombra. Y mi inconsciente se vuelve algo desasosegante.. cargado de información ajena a mí que absorbo del ambiente y que no puedo procesar ni limpiar en la nada.
 
Soy alguien extremadamente vulnerable... porque mi sostén es el éter... hace ya muchos años que me he ido del reino de la superficie.. y no sé manejarme en él, no me inspira, no me hace caminar, ni desear, ni permanecer.. y sufro la violencia del destierro. Eso hace que mi vida sea la anti-normalidad... 

Hoy me desperté con ese grito de queja.. porque mientras aún estaba soñando.. surgió de mi pesa-nervios un calambrazo donde aparecía el intento fallido de conexión con un árbol... Y no ser capaz a conectar con el árbol me creó sufrimiento y miedo y la sensación de que el ser corre peligro. Las energías en lugar de ir hacia dentro.. se escupían hacia afuera. Como si mi soledad hubiera sido destruida. 

Creo que lo que más me duele... es que mi inconsciente.. tiene un lugar que procesa las vibraciones del entorno.. pero lo procesa en la sinergia y en la fusión... de lo indiferenciado... A muchos esquizos nos pasa eso.. tenemos portales abiertos... donde la alta capacidad perceptiva introspecta el exterior.. pero no es capaz a separar y reordenar...Por eso.. el dolor de los demás.. el ruido mental, el miedo.. y todas esas frecuencias bajas.. empiezan a crear contenido en el ser... y como ese contenido llega desde el éter.. es absorbido por medio de las energías.. y las energías empiezan a crear pensamientos y sentimientos del nigredo.. que se viven como propios.. y a la vez se viven como invasiones y posesiones de Comala. Por eso un ambiente denso.. nos enferma. Porque se hace inconsciente que ataca. Porque el inconsciente de los psicóticos funciona de otra manera. Toma vida propia. Y la sombra.. no se mantiene debajo de la conciencia.. la sombra aúlla. La sombra mantiene un diálogo vertical y posesivo. Por eso los psicóticos... tenemos otras necesidades.. porque nuestro punto de encaje es diferente y nuestras puertas de la percepción están abiertas en el éter. Por eso a los psicóticos, las terapias hipnóticas, las meditaciones... no les funcionan y pueden hacerles mucho daño. Porque dentro de nosotros.. hay un lugar que expresa lo exterior.. sin el filtro de la individualidad... Y que nos llega como un inconsciente que nos ataca y nos posee. Y no sabemos protegernos. Si lo tratamos como algo personal.. sufrimos porque en realidad no es algo que provenga de nuestro ser.. aunque haya despertado demonios del ser. Y tampoco podemos tratarlo como algo externo porque el filtro perceptivo lo ha hundido en nuestro inframundo y la dirección al hacer toma de contacto en apariencia sólo es del ser y de nuestro inframundo. Y es complicado comprender que nuestro ser... es una especie de antena de alta tensión... que absorbe el entorno.. y que al filtrar en la percepción ese entorno se vuelve inconsciente personal. Y esa zona es muy extraña y difícil de gestionar. Porque proviene de la ardiente oscuridad y de la sinergia. Pero no es la misma sinergia del amor del Fauno.. no es esa sinergia de la mar y de la belleza... es la sinergia del infierno. Aunque creo que funciona igual.. lo que pasa que el contenido en el que se mezcla, es un contenido lleno de demonios. 

Cuando yo estoy en la naturaleza.. esa zona de mi ser de éter... se mezcla con las frecuencias altas del amor y del silencio. Y cuando estoy entre humanos y su ponzoña, me mezclo con la ponzoña y se hace mía. Por eso siento que pierdo a Alicia. Pierdo mi paz y mi alegría. Porque absorbo el 3D. Por eso me siento profundamente agredida y cargada de nigredo y de sufrimiento. Y me siento impotente... porque no hallo la forma de subliminarlo ni de lavarlo en la nada. Va cargándose en mi campo magnético. Va creando sentimientos de suicidas, de perseguidos, de prisioneros. Va cargando la ira contra la invasión. El estrés. El ahogo. La desesperanza. Y empiezo a desear huir al éter... regresar a mi agujero del árbol.. a ese lugar donde jamás existió nadie.. pero me cuesta mucho.. porque ya no estoy sola... todos los demonios han entrado a mi agujero del árbol.. se han hecho parte de mis visceralidad, de mi angustia.
 
Las personas con lunas indiferenciadas de éter e hipersensibilidad energética... necesitamos ver morir al 3D... estar completamente solos.. no ser expuestos a la superficie... Porque si tenemos personas cerca... el inconsciente de esas personas y su energía nos agrede.. porque nos posee.. nos posee a través de ese extraño portal. 

Aunque creo que lo que necesitamos realmente es aprender a cambiar la gestión perceptiva del portal.. Hacer consciente esa puerta. Hoy he escrito con un ánimo quejoso.. que he de descartar. Si logramos llevar la conciencia a esa zona sinérgica e indiferenciada del ser... mientras está llegando la información y la vibración.. ya no se hará inconsciente personal. Seremos capaces a hacer metaconciencia.. y a proteger la nada.

Esa puerta.. también es la puerta del ensueño... es la puerta que nos pone en contacto con la realidad cuántica... es esa apertura que nos hace comunicarnos con la naturaleza, con los faunos, con lo extraordinario, con la belleza. 

El problema, siempre es un problema de conciencia. Y la conciencia es la que todo lo repara. Si logramos mantenernos en nuestra nada.. y en la tensión de Madre Muerte.. si no usamos el piloto automático, si no creamos la coraza de la abstracción y la disociación.. seremos capaces a mantener la metaconciencia. 

Nosotros hemos aprendido por supervivencia, a acorazarnos y evadirnos.. Y precisamente esa coraza es la que nos pone en peligro... Al crear el piloto automático del disfraz.. de la semipresencia en la superficie.. le damos poder a la sombra. Como no estamos presentes ni conscientes en la superficie.. es nuestro inconsciente el que se encarga de gestionar esas movidas... y luego el inconsciente escupe su humor negro contra nosotros. Se le corta el cable de la conciencia. Un cable que en realidad hemos cortado nosotros como protección. Lo hemos cortado porque es lo que aprendimos a hacer para sobrevivir a la hipersensibilidad energética y porque no conocíamos otros instrumentos. Pero eso ahora nos acorrala.

Yo aprendí a defenderme del entorno que siempre me llegó como una agresión... siendo a la mitad un fantasma. Yo trataba de que me entrara por un oído y me saliera por el otro. Pero en ese viaje... el teléfono escacharrado me dejaba entre los dos hemisferios... el contenido.. y como era un contenido que no había filtrado la conciencia.. se volvía la orgía de la ayahuaska y del inframundo y el ataque de la sombra. Ese contenido luego cobraba vida propia. La vida de la cena de los chacales y del surrealismo negro.

Soy poseída por el entorno. Pero en realidad yo provoco esa posesión.. porque no activo la conciencia ni la presencia. 

Y mi inercia psíquica.. es la que me hace arder. Y hasta hoy no me había dado cuenta. 

En la superficie.. yo siempre tenía la sensación de perder a Alicia y salir pulverizada y volverme el dadá y el escupitajo de sangre y viento. Y era yo misma la que provocaba la pérdida de Alicia. Porque creaba la coraza de la abstracción y la lejanía y el piloto automático del disfraz y de los bailes de los espectros. 

Desde que era niña... me protegí del 3D, yéndome a las nubes y al agujero del árbol. Creando un universo impenetrable y completamente ajeno a esas realidades de los humanos que me hacían tanto daño y me causaban depresión, invasión.

Por eso creé un mundo interior.. que me arraigaba a Alicia... en base, a la lucha contra la dimensión del 3D.

Asocié que Alicia vive en la lejanía y que el 3D era un lugar peligroso y desalmado. Pero el 3D es una manifestación de la cuántica y del universo de Alicia. De hecho es el mismo universo.. lo que pasa que el punto de encaje manifiesta el contenido de otra manera.. utiliza otras paradojas poéticas.. otra canción.. aunque la vibración musical.. nace del mismo fuego.

Yo misma desarraigaba a Alicia.. porque la esperaba en la lejanía.. creía que sólo estaba cuando todos se habían ido.

Y como me faltaba el puente de la conciencia.. me faltaba la presencia de Alicia.. era mi sombra la que desde el fervor psicótico... y en la ardiente oscuridad manifestaba ese puente desde el inframundo.. Yo había provocado esa sombra.. porque había delegado la conciencia al inconsciente. En mi desesperada defensa contra la posesión del éter de las frecuencias densas del 3D.

La tarea ahora es practicar la conciencia y la presencia. Deshacer los mecanismos disociativos, las corazas, los disfraces y los pilotos automáticos de la abstracción y el velado y la milonga. Destruir la inercia. Cambiar las relaciones y la percepción del 3D. Necesito pisar la tierra. Y en lugar de huir hacia la ardiente oscuridad... he de aguantar la tensión de abrir los ojos. De existir. De no proteger mi existencia desde la anti-existencia. 

Y además... ahora de eso dependerá mi supervivencia. Madre Muerte me está acorralando. Y mis viejos mundos ya no sirven. Ya no puedo huir al agujero del árbol. Porque ahora parece que el agujero del árbol está asediado por el 3D y embrujado por todo lo que existe. Y el 3D ha de armonizarse y de impregnarse del Fauno que en realidad lo ha creado. El 3D manifiesta al Fauno y a Alicia. Y el 3D tiene la mar que me lleva al agujero del árbol. 

Ahora he de buscar a Alicia afuera. En ese afuera que me vive como el adentro. Porque si niego a Alicia de ahí.. luego me atacará el inframundo. Y sufriré la angustia de la posesión esquizo.

Las lunas indiferenciadas de éter... siempre han vivido al exterior como interior y al interior como exterior. De forma simultánea e inseparable. Por eso.. somos esquizos, autistas, místicos y extraterrestres.. Porque no somos nadie, porque somos todo. No tenemos identidad. No tenemos forma. Somos un hueco en erupción. Somos kinestésicos, sinestésicos. Somos éter.

Y esto me gustaba mucho.. cuando estaba en la mar.. rodeada por la belleza. Pero es más difícil de asumir.. cuando se navega el infierno. Cuando el exterior de trata como un alguien.. y su trato hacia ti como si tú fueras un tú.. te agrede y te acorrala y te separa de tu ser profundo que es la nada. Porque tú absorbes las ideaciones que esa persona tiene sobre ti.. las absorbes desde el éter.. y esa persona al tratarte como un alguien... en lugar de tratarte como a Alicia y al éter y a la nada que es lo que en verdad eres, está agrediéndote con el 3D  y proyectando su inconsciente  sobre ti y el delirio del espejo de la bruja.. como tu absorbes el lado negro del espejo.. y el lado más profundo del espejo del otro es también éter como tú... Acabas sufriendo incendios de ayahuaska que te acorralan y laberintos. Tú sabes que el otro eres tú... porque el fondo del otro es éter como tú. Pero el otro no lo sabe. Porque el otro nunca ha salido del 3D y está lleno de muros y prisiones de la materia y del espacio y del tiempo y de la identidad y de la cultura y del capitalismo. Y esa sustancia agresiva y carcelaria.. se mezcla en el éter. Y adquiere la forma de nigredo y dolor y de fusión en tu sombra. Para Alicia.. esas vibraciones son vibraciones de dolor y miedo. Para el otro no es dolor... no es toxicidad.. porque es su punto de encaje y los tristes cuerdos.. nunca han visto al Fauno ni a lo extraordinario y han perdido su muchosidad. No son conscientes de que sufren y de que viven en el miedo y que son prisioneros del 3D. Porque ellos creen que el 3D es lo único que existe. No son conscientes de que están ejerciendo violencia contra ti.. porque es la violencia que ejercen contra su Alicia. Porque su conciencia no ha alcanzado la dimensión cuántica. Y desde la dimensión cuántica... se lee el sufrimiento y el miedo.. que había en las dimensiones bajas del 3D.

Hay algo sagrado que enseña Madre Muerte. Nunca se ha de luchar con las personas que están en las dimensiones del miedo y del dolor. Es obligatorio practicar el amor de Fauno.. y la compasión a los binarios. Y aunque muchos de esos binarios están llenos de demonios del ego, de la ira, de la avaricia, del poder, de la fascista ceguera, de la conquista y el capitalismo y el mal.. y son gente muy peligrosa y criminal.. porque no conocen el amor de Fauno... y quien no conoce el amor, provoca sufrimiento y violencia. Crear una lucha vertical.. contra dimensiones más bajas de la conciencia... atenta contra el Fauno y pone en grave peligro a Alicia.

Hemos de protegernos. Y la única forma de protegerse, es volverse inalcanzable. Cuando eres inalcanzable.. ya no necesitas protegerte.. ya no te llega como algo amenazador el reino de los binarios. Volverse inalcanzable, es conectar con la Nada y con el amor de Madre Muerte. Vibrar amor.. ante las vibraciones de miedo, dolor, ira. 

Conseguir que el ser no reaccione con ira a la ira, ni con dolor al dolor, ni con miedo al miedo. Lograr ver la Alicia de los demás.. aunque los demás no la vean. Y poner la distancia de Madre Muerte entre el ser y todo lo demás.

Y para eso es indispensable... no darle poder a ningún binario.. ser consciente de que aunque sea un igual en su fondo.. no es un igual. Porque tiene otro punto de encaje anclado en el 3D. Por eso.. hemos de huir de los vínculos afectivos.. los vínculos afectivos dan poder al lo que te hacer caer del 3D. Hemos de amar.. pero no amar visceralmente. Amar como ama la mar, el viento, el sol y la muerte.

Y en esto hay que ser duros de roer pero no volvernos hielo ni piedra ni arrogancia. Hay que ser humildes como el polvo, el estiércol y las tumbas.

Y para esto también es indispensable.. estar fuertemente unidos al amor de la muerte. Si anhelas el amor humano.. correrás peligro. Si necesitar llorar, gritar, beber, orgasmarte, aullar, caminar, junto a un humano, tu Alicia perderá conciencia y poder. Porque serás preso de una ausencia... y del hambre plutoniana que teme al amor de la muerte.

Y algo muy importante.. será aceptar el 3D, como algo sagrado. No quejarse. Saber que ha sido soplado por Madre Muerte. Saber que Madre Muerte siempre levanta lo que Alicia ha soñado. Lo que la conciencia ha dictado como un acto de poder.  Saber que el Fauno vive igual en el infierno que en el paraíso.  No huir de Madre Muerte, no poner condicionales. Verla en todos los sitios.

1 de marzo de 2021

 Mañana he quedado para tomar unas cervezas. Y me inquieta algo perder el acecho interior y saber que ahora me soy alguien desconocida...  Es hermoso por un lado ver morir a la que fuiste.. pero a veces, los fantasmas quieren el vino y el llanto y la risa de ayer y dárselo es caer.. y no dárselo, es hacerse piedra. Pero no enfrentarse a las brujas.. es no bailar y no conocer. Creo que me da miedo encontrarme con viejos cadáveres que intuyo que no están del todo muertos. Y me da miedo que usen mi sangre y mi boca y mi sed para levantarse en su río del olvido y me enyerbe por lo irracional. Pero el acecho interior de la nada... se fortalece entre el ruido.. y en las jaurías y teatros de la superficie. Porque es muy fácil conectar con el amor de la nada.. a solas.. en la naturaleza.. pero la canción se demuestra en el motín y entre los fuegos fatuos. Ser capaz a arraigarme a Alicia.. entre presencias humanas... siempre me ha sido algo abisal. Allá en la mar... estaba en el paraíso y había elegido todas las distancias para vivir a Alicia. Pero Madre Muerte me cayó encima. Echó abajo el viejo barco. Lo empujó a la oscuridad de la tormenta. Y la mar dijo "me encontrarás dentro de ti o nunca me habrás conocido" Poner en práctica lo que aprendí en la mar... era perder a la mar para haberla hallado. Para un día volver a ella siendo ella. Y el proceso de ser la mar... es atravesar el desierto y subir las montañas de hielo y de fuego. Olvidar del todo a la mar. Perder su fe. Pero defenderla. Defenderla en el salto al abismo de Madre Muerte. Los momentos más oscuros y difíciles son los momentos más hermosos para Alicia. Y aunque ahora cante la fortuna del Salvaje Poseidón y del abordaje. Vendrán los Heraldos Negros. Porque así es como juega la Huesera. Y aprender a jugar... es haber muerto y perdido muchas veces. Es asumir que dolerá... pero no temer el dolor. No permitir que el dolor nos ciegue ante el amor de la muerte. Porque el dolor.. es parte de la conciencia y de la metamorfosis. A la Huesera le gusta que no mires atrás, que no te quejes, que aceptes con toda tu alma, su cacería. Que vayas ligero y te entregues a la incertidumbre y dejes morir lo conocido y el sentido existencial y tus hábitos. Que no te canses. Que no renuncies. Que no te desbordes aunque todo te desborde. Que cantes. Que ensueñes. Que rías. Que enciendas tu fuego y prepares tu aquelarre para aguantar la velada de los Cerberos. Que vayas ebrio de vida... al lugar del que huyes como alma que lleva el diablo. Pero a ella también le gusta que tengas miedo... porque el miedo a ella, es algo sagrado. Sólo los locos pierden el miedo y el respeto... y perder el miedo te delira de dionisio y te hace preso del Dios Pan. El miedo ante Madre Muerte... nos conecta con el ritmo. Nos conecta con el corazón. No da la humildad y el amor a todo lo vivo. Cuando uno se trastoca por Dionisio... profana todas las leyes. Y hacerlo nos echará encima a los Cerberos. Una clase de Cerberos que sólo los locos conocen. Y navegar por esos portales será peligroso. Pero una vez allá... habrá que seguir adelante.  Será más complicado infundar de conciencia al éter. Y tu inconsciente... será una orgía de bestias del inframundo y del más allá de todo.  Tu ser.. se convertirá en una hervidera de ayahuaska. Y estarás solo. Serás la persona más sola de la tierra. Porque fuiste demasiado lejos colgado por la Osa Mayor. Sólo los duendes podrán comprenderte. Sólo ellos te oirán y conocen tus ojos. Volver vivo de esa cacería ya es una azaña. Le gustamos a Madre Muerte. Pero también conocimos todos los espantos y todos los infiernos. Y hallar el hilo de Ariadna... será la odisea.. la interminable y extraordinaria. La ferviente pasión... de los que viven en el no-mundo...

 Hoy en el trance con esa música binaural.. he sentido algo muy hermoso.. sentía un tambor de energía en mi útero y en mi vientre y en mi corazón.. y eso me llevó a un estado acrecentado de conciencia.. donde comprendí de otro modo las sombras de la bruja que se habían alojado en la estructura infantil del sostén del inconsciente. Y comprendí que las sombras de mi familia y de mis primeros entornos.. se habían hecho mi propia sombra y visceralidad.. se habían alojado como una falsa estructura, un falso esqueleto..  y dentro, estaba la nada de Alicia. Esas energías.. eran el primer código musical.. que reverberó y evolucionó y se amplió y mutó pero manteniendo el mismo ritmo vibracional. Ese ritmo me hacía esclava.. mientras yo no fuera capaz a deshacer la posesión y a limpiarla en la nada de Madre Muerte. Y lo hermoso... era que la posesión.. cuando fue formada.. se sostenía en el amor del Fauno.. Era la vibración del amor.. aunque fuera en dimensiones bajas. La vibración del amor.. creo tiene una misma sustancia que permanece aunque los portales sean bajos.... en cualquier estado de conciencia, la vibración del amor, posee la misma fuerza y magia. Gracias a unirme a esa vibración.. Y a ser capaz a distinguir.. lo fusionado, lo indistiguible.. que se hizo mi falso esqueleto vibratorio.. al unirme a la nada de Alicia y de Madre Muerte. Me sentí libre como nunca me había sentido. Porque ya no era agarrada por el entorno ni el 3D. Y sentí un lugar sagrado donde Alicia inevitablemente era suya y entera, porque era nada..

La neurosis, la rabia, el nigredo, los sentires de monstruosidad, los bloqueos, los abismos-maestros.. provienen del falso esqueleto vibratorio. Y no es fácil deshacer el nudo sino se comprende el mecanismo de la sombra y del éter. Y en el fondo es muy sencillo.. cuando éramos  niños, vivíamos en la vibración de Fauno.. vivíamos en la realidad cuántica.. y el afuera se hizo el adentro, porque Alicia está afuera y está adentro, está más acá y más allá de todo, porque es un hueco. Las frecuencias densas del 3D del exterior, las sombras de nuestra familia, se poseyeron como propias. Por eso.. al pesa-nervios le costaba conectar con el vacío y con Alicia. Porque había una fuerza centrífuga al ser. Y era natural que fuera así.. porque en parte fue el exterior el que corrompió la nada. Pero la movida, es que fue la conciencia quien lo atrajo, y por eso no se podía luchar con el exterior.. no se podía destruir ese exterior ni tomarlo sólo como exterior.. porque era el propio ser y estaba en la hervidera de la ayahuaska de lo inconsciente. Porque las energías se alojaron. Y esas energías se alojaron como resistencia a Madre Muerte y como camino a ella... cuando se cerró la glándula pineal sobre los 7años. Esas energías... eran liturgia de éter. Eran el secreto del inframundo y la puerta al Infinito. Eran el don de la visión y la maldición que te separaba de Alicia.

Conquistar la nada, es la libertad.

Y precisamente.. estar en un ambiente de guerra y de dolor y de ruido.. en el ambiente que hace que el falso esqueleto empiece a arder y perder dinamita, es un regalo de Madre Muerte para ser libres. Si consigues ser libre.. cuando te sientes poseído y encarcelado.. cuando sientes que tu inconsciente se llena de demonios del dolor y de la angustia y de la decadencia que no son tuyos pero parece que no pueden ser de nadie mas y sientes que quieren castrarte y ahogarte y que el ambiente ensucia tu campo magnético y que no eres capaz a defenderte.. que estás a punto de enloquecer, que no eres capaz a rodearte y unirte a tu nada.. y todo te hace reaccionar y te estresa y te pesa como el reino de los muertos... y tus puertas de éter se enyerban y absorben y absorben extraños ataques del surrealismo negro, es algo maravilloso.. para llegar a la raíz del nigredo y del abismo maestro. Para volverte inalcanzable. Para ser libre. Toda prisión... la ha creado el ser por miedo a Madre Muerte. Y sólo hacia dentro está la libertad. Cuando el ser reacciona, el ser perpetua su cautiverio. Cuando el ser está rodeado por la nada.. no reacciona, sólo baila, sólo siente lo extraordinario y la pasión de la vida. Si reaccionas a algo es porque tu inconsciente es preso de esa vibración. Cuando sientes que todo quiere destruirte.. estás muy cerca del beso de Madre Muerte.

 Siento una nueva fuerza.. que nace del abismo y de la salvajidad del nigredo. Parece que esas alquimias de la Huesera me infundan un nuevo sentido.. un sentido que nace de la muerte del sentido. Y siento que lo que siempre me contrajo y me hizo caer o andar floja y herida o amenazada por los Heraldos Negros... me ha empujado a su raíz.. y aunque el contacto directo con esa herida.. es desestabilizador.. hace que se reúna conmigo una fuerza del ser que siempre había estado en el inframundo. Y siento que esas sombras que me hacían sentir prisionera y poseída.. al multiplicarse en la alta tensión.. han facilitado el proceso de la liberación.
El abismo maestro.. y la espina del pesa-nervios.. se ha clavado al principio con la sensación de que iba a destruirme.. pero ese dolor apocalíptico ha sido sanador. Y ahora siento el furor de ser libre. Porque esa zona donde el ser encarcelaba al ser se ha abierto.

 Creo que el aprendizaje que hoy me ofrece Madre Muerte... es ser capaz a ver las sombras y las luces.. simultáneamente. Manteniendo el canto del Fauno. No bipolarizarme.. en ese anhelo infantil de ver sólo la belleza y el idealismo y el amor convirtiéndome en ciega y en pieza de caza de las sombras de los otros y tampoco extremizarme en la furia de la sombra que desea atacar vertical y fulminantemente la sombra del otro y se llena de rabia y deja de ver la luz y el amor y se convierte en sombra y se aleja de Alicia.

Y el juego de Fauno, es mi propia madre. Es ver sus sombras y sus luces. Sin partirme en dos cachos por tener el ojo de Tigre y el de la Niña, abiertos a la vez. Sin sentir que la sombra.. y el contenido es un apocalipsis que destruirá mi corazón.  Porque mi madre, es la relación-matriz donde se bloqueó la visión y mi instinto salvaje y a la vez es el lugar donde los ojos estarán abiertos y libres... y bailarán mis lobos.

Mi guerra entre Tigre y la Niña. Siempre me causó mucho dolor. Y provino del espejo de mi madre. Pero también provino de mi sombra y de la cacería de Madre Muerte.. de la odisea que yo había venido a bailar. Mi madre en el plano del 3D fue el origen. Pero en la cuántica... era algo mucho más etéreo y profundo y del grito del fuego y de la mar, del sueño de libertad y el Infinito, de las pruebas de la conciencia que echaba sobre mí la Huesera.

Yo era una completa gilipollas.. con Yos, por ejemplo... porque mi necesidad de vincularme, necesitaba sólo el País de Nunca Jamás, el idealismo, la belleza y el amor de los colgados de las estrellas. Y no quería ver su sombra, su mezquindad, su machismo, su egoísmo, su cobardía, su fealdad, su ego.... porque me causaba terror la sombra y se acababa convirtiendo en una fuerza vampírica que me parasitaba. La sombra se expresaba desde Tigre y Cuervo y desde una encrucijada espiritual... del ser hacia el ser... pero no era capaz a ver nada en la superficie, porque en la superficie yo era un escupitajo de sangre.

No sabía gestionar las percepciones la sombra, porque mi vieja había ocultado su sombra y había usado la manipulación de los infiernos plutonianos para que no la viera... Ella no tiene la culpa. La sombra hace eso. Todo el mundo mataría antes de asumir ante el exterior su sombra. Y me había hecho sentir un demonio cuando se la señalaba. Y ella sólo amaba de mí a la Niña Perdida. Y odiaba y rechazaba y temía a Tigre, a Lobo, a la Cucaracha, a Cuervo... Eso me había hecho sentir miedo a mis ojos. Me había hecho asociar que ver la sombra, era perder el amor y ser un monstruo terrible. Por eso yo era alguien profundamente vulnerable y autista.. porque no quería ver la mierda porque si veía la mierda sentía que moriría para siempre el amor y mi alma, pero no podía dejar de verla y se hacía parte del ser contra el ser... se quedaba en mi inconsciente como la posesión del éter. Y yo me sentía responsable de la mierda. Porque mi madre creó un profundo sentimiento de culpa... y una orfandad afectiva. Donde defender la verdad, donde ver la oscuridad, era ser un traidor y un monstruo. Donde tener ojos, era ser Satanás.

Y yo misma.. separé mi ser.. La Niña Perdida veía a las Alicias y al fauno que todos tienen dentro.. veía la belleza y el Nunca Jamás y el corazón... y sólo quería ver la belleza.Y Tigre veía las toneladas de miseria y mezquindad y capitalismo y egoísmo y ego y mal y servidumbre ... que habitaban en las personas. Y ellos eran fuerzas independientes y opuestas.. y cuando uno se activaba el otro se desactivaba. Y yo siempre sentía un abismo desbordándome. El amor de la Niña me hacía suicida y me hacía cebo de la mierda y la violencia de los demás.. y me hacía perder mi anarquía y mi barricada y perder mi centro... Y el furor de Tigre, congelaba mi corazón y me hacía una bestia desalmada y violenta que destruía el amor de Fauno y anhelaba vengarse contra todos los cuerdos binarios que habían hecho daño a los locos y a los niños y no salvar jamás a ninguno de ellos. Y Alicia siempre estaba lejos de mí. Por eso no quería tratar con nadie.. porque Alicia sólo me hablaba en mi agujero del árbol. Cuando los humanos nunca me habían vivido... cuando ninguno de ellos podría cruzarse en mi camino.

Hoy le pido a la Calavera de Fuego.. de la ardiente oscuridad... el valor.. para ver el infierno de los demás.. con la misma honestidad que he visto los míos. Para que al verlo, no se active mi rabia ni mis deseos de vengarme.. pero que tampoco me haga un crucificada, ni una dadora, ni una gilipollas ni el abogado del diablo. Cuando he trabajado con mis infiernos plutonianos.. he sido muy cruel conmigo.. porque el espejo de mi madre creó esa crueldad en el esqueleto lunar. Y porque Tigre y la Niña, mantenían una lucha a muerte entre ellos. Y en el camino aprendí.. a ver detrás del infierno... el dolor de sentir lejos a Alicia.. el dolor de la niña perdida.. del capitalismo y la violencia de los binarios y de los que han perdido a Alicia y a Fauno y a su salvajidad...y ver el amor y el amor herido que había detrás de mi infierno.. ver a Alicia ansiosa por volver. Con mi vieja fui cruel ante sus sombras.. porque las expresé desde el terrorismo de Tigre.  Y hoy sé que ese tampoco era el camino. El camino.. es comprender que tras los demonios plutonianos.. hay una Alicia muerta de miedo y de anhelo de amor. Por eso Madre Muerte hoy me pide.. que mire la oscuridad.. sin atacar.. y sin dejarme someter y poseer por ella. Que la mire con el amor de Madre Muerte.. con la distancia de Madre Muerte, con su nada en mi corazón. Que no tema mirar la oscuridad pero que la oscuridad no eclipse la luz, y que la luz no eclipse la oscuridad. Las dos fuerzas han de ser simultáneas.

 He salido un rato con Kavka... y brotó en mí un ardiente llanto.. un llanto sobre mi dolor, un llanto que deshacía la culpa y el tormento y la guerra civil.. y sacaba las balas contra todo aquello que me hiciera dudar de mi fuego y de Alicia y de mi corazón y de mis motivos o quisiera agacharme y encarcelarme y demonizarme. Y al llorar, el ser que antes destruía al ser.. moría.. y el ser protegía al ser.Y nunca había llorado ese dolor, aunque hubiera nacido de ese dolor. Y eso me hizo una catarsis. Donde sentí la fuerza de la barricada... donde liberaba las cadenas y el martirio de mi familia  y era al fin yo mi madre, mi madre salvándome de mi familia, de la tierra y de dios. Y sentía a mi Niña Perdida otra vez hermosa y ave. Y contenta de que toda la jauría estuviera a su lado. Y estábamos todos dispuestos a luchar contra los demonios y las cárceles. Después de ese llanto... estuve contenta junto a Kavka... y le decía, Kavka pronto encontraremos la Tierra Negra... porque de nuestros esqueletos empieza a refulgir su canto. Corre Kavka, no podemos perder de vista la Tierra Negra, de nuestras lágrimas crecen sus ríos... de nuestros agujeros crecen sus montañas. Y nos veremos llegar... de nuevo a la Tierra Negra. No dudes Kavka. Estamos mucho más cerca que nunca de su amor. 

Y al hablar con la Tierra Negra que hoy surgió en mis sueños. Me sentí otra vez vez llena de furor.

No soy un pañuelo de lágrimas. No soy un crucifijo. No soy un servicio. No soy culpable ni víctima. No soy responsable de las tragedias de los demás, ni de la vida de los demás. Y cada velorio ha de cargar su propio muerto. Yo puedo cantarle a mis muertos y revivirlos desde la salvajidad de Madre Muerte. Pero yo no cargaré con los velorios de mi familia. Yo no les salvaré de su dolor. No seré su sentido. No seré la tumba en que la que se echan encima. Yo todo lo echaré sobre mí, en mi soledad, en mi hueco y buscaré a Madre Muerte para que me crezcan alas. Pero no permitiré que me hagan responsable del dolor ni que quieran que yo sea el Cristo redentor. No permitiré que nada ensucie mi anarquía ni ahogue la fiesta del Dios Pan. El camino del guerrero, es el camino de la soledad. Otra cosa distinta.. será que yo por amor, porque mi soledad y  mi libertad, elija amar, ame y empuje el barco de Comala de la familia. Pero hoy destruyo los chantajes plutonianos y los pródromos de amor/martirio/culpa/crucifixión que mamé. No amaré en base a las nociones plutonianas de amor de la familia. Porque su amor no es amor de Fauno, no es anarquía y asusta a mi Peter Pan y a mi muchosidad. Y quien niegue mi amor y me pida lo que yo no soy, quien me quiera llevar contra lo que soy, quien quiera culparme y atormentarme por ser lo que soy, ya no le daré mi dolor, no le daré mi culpa, no le daré mi rabia, no le daré mi llanto, no me destruiré.. yo seguiré al Salvaje Poseidón... rodeada por la nada... sola y libre... sabiéndome hija de la mar y del viento, sabiéndome sagrada y entera e inocente. Y sólo Madre Muerte pagará mis tragos. Y sólo ante ella saldaré mis cuentas.

 Soñaba una voz que decía "volvemos a tierra negra" y lo decía llena de furor. Yo estaba con Kavka que después de haber estado caminando mucho tiempo por horrible asfalto... hallábamos ese lugar y Kavka cagaba en él. 

No estoy bien aquí. Experimento extrañas angustias.. el nigredo se ha vuelto agresivo y me es difícil armonizar lo que siento. No soy capaz a escribir lo que hay en mi monólogo interior... Que se ha llenado otra vez... de sufrimiento y toxicidad. Lo de mi vieja me ha hecho mucho daño. Y además vivo una crisis existencial.. donde siento que todo ha naufragado.. que mi propio horizonte y lo que me empujaba a vivir ha desaparecido. 

Cuando alguien cree que no le amas.. su sufrimiento hace que su mirada hacia ti busque continuamente el desamor.. busque la falta... porque ese sufrimiento quiere darse a sí mismo la razón.. quiere alimentarse... como siempre hace el nigredo. Y esa vibración que emite mi vieja, es la que me da alergia.. porque me hace sentir oprimida. Y hace que el amor que la tengo... sea negado por ella.. sea moralizado, sacado de sí mismo, puesto en duda..  Y me hace sentir que lo que ella pide... que lo que ella necesita, es mi crucifixión.. Por eso no fluye mi amor. Porque ella lo moraliza... porque ella desde la sombra lo niega y su sufrimiento energéticamente se hace parte de mí y bloquea mis emociones. 

Por eso proyecta sobre mí su cuerpo del dolor y proyecta el amor del Fauno y me responsabiliza. Y yo siento su energía desde la alergia..  Cuando alguien quiere que la ames sin comprender tu amor... y pasándolo por el filtro del sufrimiento.. del no sentirse amada.. Del negar el amor que en realidad sí que hay. El amor se asusta y no canta ni es feliz. Porque la energía está llena de sufrimiento.

Las personas que están llenas de sufrimiento y de culpas y de naufragios... y su nigredo les hace creer que no son merecedoras del amor porque no han podido conectar con el amor de Fauno y sienten herida de muerte a su Alicia... no atraen las vibraciones del amor... porque no las emiten. Porque el Amor está bloqueado.

Yo también tuve dentro a veces esa tristeza. A la que llamé Monstruo. Y se activó en los momentos de desamor con mis amantes.. en los momentos en los que me sentía herida lunarmente. Y esa fuerza.. hay que liberarla y emponderarla en la soledad. Si se proyecta sobre una persona... nunca sanará la herida ni el vínculo. Porque inconscientemente al otro se le estará pidiendo algo que nunca puede darlo porque sólo lo da Fauno y vive en el interior.. y que el propio sufrimiento no querrá tampoco que sea dado. El propio sufrimiento estará deseando que el  otro no te ame y que te abandone. Porque el cuerpo del dolor, se alimenta a sí mismo y es jodida y macabramente masoquista. La sombra se autocumple.

Por eso mi vieja me crea opresión y la sensación de que me echa a Comala sobre los hombros... y que hay un relación donde yo soy culpable y mala y ella es víctima y buena. Y me llenó de culpa contra mi ser y de martirio. Y deseo alejarme de ella, porque cuando me alejo no sufro las angustias y nigredos y el cuerpo del dolor que se activa en su presencia.  Porque es una relación plutoniana. Donde no fluye el amor cuántico y anarquista.

Es muy doloroso me imagino para mi madre que sienta que su hija no la ama. Pero para mí es muy doloroso que mi amor sea puesto en duda y sentir que se me quiere convertir en la Vírgen María y en la crucificada para que mi amor sea.. porque mi amor es negado y si el amor es negado es negada el alma.. es desarraigada Alicia. Y el desarraigo más doloroso, es que el que ofrece tu propia madre, porque la madre es el vínculo matriz y lunar. Y ese desarraigo empezó en mi niñez. Y si mi vieja cree que soy yo la que lo tengo que arreglar... porque ella es la que es desamada y la única que ama, y yo soy la perversa y culpable.. jamás se arreglará. Y se perpetuará una y otra vez la tragedia y el dolor. Ella niega mi amor, niega mi luz, niega a mi Alicia.. porque ha proyectado en mí su dolor y el hambre de amor de Fauno.. eso hace que se demonice en mi interior a Tigre, a Lobo Estepario y se me rompa en pedazos y no se me ame por lo que soy y que se me haga daño lunarmente. Ese daño activa mi dolor.. Y cuando a alguien le activas el dolor, no podrá amar. Porque el amor no es dolor. El amor es libertad y anarquía y coraje y alegría.
 
Para mi familia el amor es dolor y tragedia, durante 20 años, mis padres, se relacionaron desde el dolor y la muerte.  Nunca vimos en casa el amor de Fauno. Durante toda mi vida.. luché por la anarquía y el amor del Fauno... luché para hacerme un exorcismo del sufrimiento y la enfermedad contra el amor y la anarquía que mamé en la familia. Pero ellos quieren seguir poseyéndome a relaciones trágicas e involucionadas, a pródromos tóxicos de afectos y de vida. Y si yo me rebelo.. si yo me desapego y no alimento la tradición.. echan sobre mí los diablos plutonianos.. para poseerme desde el dolor y el martirio... para culparme. Una vez que han conseguido crearme el suficiente dolor para que pierda a Alicia y a mi furor, los demonios plutonianos ya están contentos.

A veces siento que no debería de haber nacido. Sobretodo cuando vuelvo a casa. Cuando me siento prisionera otra vez.. Cuando siento la misma angustia que me llevó a la locura y a buscar la muerte.

Para mí las frecuencias bajas que vibra mi familia.. las frecuencias del 3D y el dolor y el miedo... me llenan de dolor.. porque yo necesito la vibración del Bosque de Fauno...  El amor plutoniano me agrede. Me separa de Alicia, del duende, del deseo de vivir.

Siento que mi vida está a punto de ser suicidada. Que mi familia y el 3D me quiere meter en su agujero negro. Que si no soy capaz a crear mi camino, mi independencia, mi Imposible, todo morirá, dejaré de escribir, de desear y buscaré la muerte. Pero quiero estar con mi viejo.. quiero acompañarlo en su último viaje... mi viejo siempre fue mi risa.. mi fe...  a veces creo que no necesitaré suicidarme porque cuando mi viejo se muera yo me moriré, mi corazón explotará.

No es fácil para mí crear un camino.. cuando mis caminos sólo fueron del éter. Cuando fui criada para que destruyera mi camino y mi vida y mis sueños... Cuando la mano que me enseñaba a andar me quería convertir en una minusválida para que nunca me fuera, porque si yo era fuerte, si yo era libre, me iría y no querían que me fuera. Me preferían destruida entre sus brazos que viva y libre y que mía. Porque no me querían mía me querían suya. Cuando no pude vencerles porque les amaba y me volví loca. 

Cuando naces en una familia tóxica a la que amas todo se complica. Sino los amas, si eres capaz a mandarlos al pairo e irte... podrás levantarte, aunque también necesitarás hacer exorcismos a lo que hay en el pesa-nervios y en los sedimentos del inconsciente y la encrucijada estará pendiente en tu vagar y volverá también sobre ti la sombra porque parte de ella está dentro de ti. Pero si los amas, si algo de ti anhela protegerlos de su enfermedad y de su dolor...  nunca podrás escapar. Y ellos siempre serán los saboteadores de tu fuerza, de tu Alicia, de tu libertad. Serán los que han destruido tu amor propio, tu instinto,  los que te han hecho dudar de ti, los que te odiarán por ver sus sombras y por gritar lo que gritas... los que te llenarán de culpa y de martirio por tener ojos y tratarán de convertirte en una ciega.

No amaron a tu ser. Nunca lo conocieron. Porque tu ser les ponía en peligro. Porque le tenían miedo.Porque tu ser destruía su sentido existencial. 

Inevitablemente... surge en mí ahora esa furia y el dolor de la sombra de la bruja. Y aunque yo anhele.. dejar atrás el pasado... ese pasado dejó cicatrices y tumbas y ahora han vuelto a activarse, porque vuelvo a sentirme asediada por ellas. Cuando estaba en la mar.. no había en mí ese sufrimiento y sentía que el firmamento era infinito.... y tenía fe en ser libre.. en conseguir comprar un pequeño prado y poner una caravana o una cabaña y vivir de forma salvaje y anticivilizada... y en empezar de nuevo. Pero ahora me siento muy lejos de la mar. Siento otra vez la sensación paranoide de que quieren poseerme e invadirme y atarme y destruirme y obligarme a renunciar. Tengo pesadillas donde soy poseída por entidades. Donde mi cuerpo ya no es mi cuerpo y soy una extraña mujer que nunca he visto. Y ese dolor se proyecta sobretodo en mi madre.  Porque fueron los patrones plutonianos y trágicos de mi familia materna... los que yo asocio a la destrucción de mi ser si dejo que me ganen y sabiendo que potencialmente viven en mi ser. Es mi vieja la que siento que me enloqueció contra mi vida... y que nunca fue, la madre que necesitaba porque ella me empujaba contra la anarquía, contra mi destino.. y que yo tenía que protegerme de ella porque ella me empujaba a la cobardía y me empequeñecía y destruía mi libertad.  Siento que ella priorizó sus intereses sobre los míos. Que prefería que yo renunciara a mi vida para que ella sostuviera su vida. Y esos sentimientos que tengo... los tengo grabados en las tripas. Y aunque también hay sentimientos de amor.. donde me sentí amada y feliz de ella y sentí su estar y cantar a mi lado.... y yo estuve muy contenta a su lado y la quise infinito.. Hoy comprendo que las luces y las sombras... han de ser simultáneas. Antes.. yo creaba la múltiple identidad. La niña perdida... amaba completamente a mi madre.. y veía sólo su belleza y su luz y no albergaba sufrimiento ni rabia ni ningún reproche ni herida,  sólo veía su ser sagrado y bello y su amor infinito, era el amor del País de Nunca Jamás que yo tanto necesitaba. Y como necesitaba tanto el amor de mi madre y la niña perdida era la única que lo tenía... Lo que sabía Tigre y Lobo Estepario.. lo que conservaba mi furia y mi rebelión contra la enfermedad plutoniana de mi familia materna... habitaba en otra memoria.. Y cuando yo expresaba la memoria y los ojos de Lobo Estepario y de Tigre... ya no estaba la niña perdida... Y mi madre nunca amó a Tigre ni a Lobo.. sólo amaba a la niña perdida. Y yo sentía separado a mi ser... Mi madre lo separaba. Mi madre me hacía sentir que Tigre era un demonio. La niña sentía que tigre era un demonio. Y tigre sentía que la Niña nos estaba destruyendo y robando nuestra fuerza y nuestros ojos. Eso a mí me causaba mucho dolor. Yo necesitaba una madre que amara a todo mi ser.. que detuviera la lucha interna que no creara más conflicto, ni culpa, ni separación. Pero mi madre nunca amará a todo mi ser. Porque mi madre espera que yo sea la madre que la ame a ella. Yo nunca he tenido el amor de la madre que necesitaba... porque mi madre era mi encrucijada, mi abismo...Mi ser.. sólo podrá ser amado por Madre Muerte.

28 de febrero de 2021

 Ahora siento cierto temor... a introspectar... a viajar hacia mi interior y mi pesa-nervios... porque hallo ahí dentro.. extraños portales de la fiebre de la Cucaracha de Kavka.. y tengo esa sensación de ser poseída por aullidos de muertos vivientes y campanas que al doblar hacen caer las guillotinas que lo convierten todo en sombra, destruyendo la carne y el espacio.  Aunque sé que no hay que tener miedo. El miedo a la locura... es el miedo a Madre Muerte. Es el miedo al éter y a lo desconocido.. es el miedo a la verdad... el miedo a ver el dolor y el miedo que hay dentro de nosotros, el miedo a lo que nos hace impotentes.. el miedo a necesitar amor.. el miedo a nuestras heridas... a la sombra, al nigredo. Es sano dejarse llevar por la locura.. porque la locura... libera al inconsciente y protege a Alicia y a su conexión con la realidad cuántica. Pero las personas que hemos conocido la tortura y el fascismo de la psiquiatría... donde trataron de destruir lo sanador y amante de la locura... vivimos con miedo nuestra propia naturaleza... vivimos con miedo nuestras percepciones del ensueño.. nuestro tercer ojo de medusas y de dragones.. porque la psiquiatría y la sociedad y sus prejuicios y su analfabetismo hacia la naturaleza humana, nos dejó dentro el miedo y la violencia. Ser capaz a trascender los traumas y el sufrimiento que dejó la psiquiatría.. requerirá de mucho furor y amor propio y confianza en Madre Muerte. A los locos nos quisieron robar nuestro amor propio porque nos condenaron a la enfermedad y quisieron que demonizáramos y destruyéramos y rechazáramos y temiéramos nuestra naturaleza.. defender nuestra naturaleza.. aunque sea en Comala.. será algo indispensable para aguantar las veladas con Madre Muerte. Si ante Madre Muerte dudas de Alicia, dudas de lo sagrado que habita en ti.. la experiencia se hará entre las cacerías de los cerberos... y se convertirán en espanto y en terror. Los cerberos en realidad son emisarios de Madre Muerte... son duendes... que se muestran así, para obligarte a desatar el fuego.. para obligarte a liberar tus heridas y enfrentarte a tus miedos, para obligarte a defender a Alicia. Porque la adrenalina del miedo a morir.. del miedo a perder a Alicia... te une a Alicia y te alza hacia el amor del Fauno y el furor.
 Estos días experimento algo nuevo... y es el miedo a la locura.. nunca antes tuve miedo a llegar a los umbrales y hasta el calcinarse de todo lo que siento y me ruge. Y sin embargo.. estos días.. siento la amenaza de ciertas percepciones y embrujos de la angustia. Siento el abismo en ciertos lugares de mi experiencia existencial. Anoche.. sentía que flotaba y que mi cama despegaba. Y hoy sentí un crujido del fervor psicótico poseerme como la nitroglicerina. Lo peligroso de enloquecer... sobretodo es la psiquiatría que te destruirá. Enloquecer sería muy hermoso y sanador si hubiera el derecho a la locura y hubiera libertad para gritar y explotar la Osa Mayor hasta las lágrimas de los crisantemos. Pero uno no puede permitirse enloquecer.. porque los que supuestamente se dedican a curar con fascismo y por la fuerza la locura, son los que crean enfermedad y sufrimiento y destrucción psíquica. Por eso.. para enloquecer con el amor y la sanación de la locura, hay que estar solo protegiéndose de la sociedad.. entregándose a la mar y al fuego.. no temiendo el abismo de la ardiente oscuridad y del ensueño... Y para hacerlo con furor... hay que estar rodeados por el silencio y la nada... porque si estás rodeado por la civilización serás destruido.

Como en ésta sociedad.. sólo se permite la enfermedad mental de los bien adaptados al crimen y a la infección del capitalismo... Y destruirán todo aquello que no se ajuste a la ley del amo y a su moral y su tradición. Hay que dormir con una pistola en la mano. Y encontrar un lugar donde poder soñar y descansar será una odisea apocalíptica.

A mí ahora me cuesta muchos esfuerzos encontrar mi agujero del árbol... Ha habido vivencias abisales y cambios abruptos y mi vieja ha creado más abismo y dolor. Porque ella a su vez está en el abismo y perdida en su sufrimiento.  Esa sensación de muerte de la madre... esa sensación de su orgullo y su frío destruyéndome.. me causa una angustia muy abisal. 

Porque a parte de mi propia angustia vital.. y de la angustia de que mi viejo está más cerca de la muerte que de la vida... de la angustia de haberme ido de la mar y de colgar del abismo... ahora siento esa extraña angustia de un aborto que nace en mi vientre contra mi vientre, y esa fuerza de la decadencia poseyéndonos donde el único sentido épico y poético que queda.. será que lleguemos al furor del desquicio y del apocalipsis y al más sanguinario esperpento..... Y que nos apeemos de la tierra por el mismo agujero negro que por el que venimos.

Pero yo no quiero entregarme a ese fuego.. aunque me esté quemando las alas.. no quiero permitirme el desborde... no quiero que surjan mis animales del no-mundo a buscar la música y el sentido... en sus viejos aquelarres. Porque no quiero permitir que nos venza el infierno. Pero mi familia... ayuda mucho a empujarme al abismo donde no se encuentra ni la fe ni la salida...  Y mis viejos instintos kamikazes se despiertan.. como defensa a la risa y a la vida... esa defensa del animal acorralado... del Sol que parece que morirá en el siguiente segundo.

 Yo también tengo dentro ira y sufrimiento. Y muchas veces la espejo en mi vieja.. porque mi niña perdida sigue anhelando que alguien la ame y la proteja.. y mi vieja es la relación-matriz, es la luna, y la pido el amor a cañonazos porque dentro de mí hay ausencia de amor, soledad y abismos. Asumir mi propia sombra.. mi ira, mi dolor.. será indispensable para que pueda salvar a Alicia y a la niña perdida. Los desamores y el nuevo exilio.. hicieron daño a mi fe y a mi poesía. Es difícil amar... cuando nunca se ha tenido el amor, cuando la vida se ha dado siempre en el filo y al borde de la muerte. Es difícil reír y abrir las alas, cuando se navega bajo tierra. Pero de hacerlo dependerá la vida. Dentro de mí hay toneladas de rabia y heridas que se hacen belicosas y que también destruyen la inocencia y la poesía... cuando siento dentro muerta la poesía y la muchosidad. También tengo dentro bestias del inframundo que se levantan contra el cielo y la tierra y provocan el chingo y aceleran las canciones del infierno porque dentro sienten todos los infiernos quemándome las venas. Muchas veces tampoco yo soy el amor del Fauno... y aunque lo busco.. en la mar.. aunque lo sangro, aunque lo lloro, aunque muero al sentir su ausencia.. yo también proyecto en el espejo.. la rabia y el dolor.. aunque suela culpar a los demás de intoxicarme con el dolor y de obligarme a la rabia... aunque culpe a la tierra, a la humanidad, a la vida y a la muerte.. ese dolor es mío, sólo mío. Aunque busque al Fauno y quiera desaparecer dentro de la mar.. para tener al fin al amor. No soy una santa. En mi piel también hay guerra e infierno. Y también provoco el dolor y el chingo a los demás. Para amar... para que Alicia sea libre y ría... necesitamos saber al amor. Cuando dentro de nosotros, nos sentimos huérfanos y desterrados del amor... somos animales heridos, que vibran dolor y guerra.. porque el dolor y la guerra nos ha atrapado en el abismo. Y pedimos el amor con navajas e infiernos plutonianos. Porque estamos en la deriva de la ardiente oscuridad. Mi vieja y yo, somos un espejo del mismo amor herido y apuñalado. Yo la reclamo el amor con granadas y la metafísica de los lobos.. y ella me lo reclama con sufrimiento. Por eso nuestro vínculo no sana. Su forma de pedirme el amor me causa opresión y culpa y me siento crucificada porque espanta a mi amor.. y mi forma de pedírselo también la acorrala y la oprime y espanta a su amor.

Y hay una lucha de la que no sabemos escapar. Y sólo Madre Muerte puede ayudarnos.. porque es sólo ella la que da el amor. Ni yo tengo capacidad de darle a mi madre el amor como ella quiere que se lo dé, ni ella tiene capacidad de darme el amor que sangro y lloro y pataleo y muero por no tener. Porque ese amor sólo es de Madre Muerte. Madre Muerte es la que nos une... ella nació de Madre Muerte y desde Madre Muerte me nació. Las dos sufrimos.. por no tenernos y porque nuestro vínculo esté lleno de espinas y de dolor. Y la única forma de sanar el amor que nos tenemos y tenernos libres... y amarnos como siempre nos hemos amado y tenido es en el amor de Madre Muerte.

Me cuesta meditar... vincularme a la naturaleza y al silencio. Porque el entorno ha poseído mi inconsciente... ha violado mi agujero del árbol. Aunque estoy acostumbrada. Porque nací siendo invadida, nací siendo expiada, dominada, controlada, poseída... robada de mi Fauno y de mi País de Nunca Jamás.. y aprendí a levantar una y otra vez la barricada de mi corazón.. aunque tuviera que crearla en otro mundo y en la locura. Mi mundo interior no se morirá así como así. Porque nació de la muerte y del abismo.

Para mí el amor.. es que me dejen en paz, que no se agarren a mí, que no me roben la soledad donde necesito con urgencia que no exista nadie sino el Salvaje Poseidón.  Yo necesito estar completamente sola y vagar en mis sueños y en mis mares de éter.. porque el entorno humano y el 3D, me llega como agresión y violencia y pérdida de Alicia.

Pero para mi familia.. el amor.. era estar todos encadenados y jodidos en la misma tumba. Y aquél pájaro que quisiera volar y reír la vida y la libertad... habría que cortarle las alas y llenarle de sufrimiento.. porque el amor en la familia era compartir el sufrimiento y el fango... y escapar del sufrimiento era alta traición.. y era no tener corazón.. porque el corazón había de ser un crucifijo y el apocalipsis y el perpetuo estado de excepción y chingo. 

Aquél que naciera para ser libre, para vivir, para la revolución, para el canto, para el amor, dentro de la familia.. tendría que ir al infierno.. tendría que conocer todos los demonios.. para comprender el dolor de lo humano.. para salvar a lo humano, para salvar la vida y el amor, una vez que el dolor de todo lo imaginado y todas las enfermedades contra la vida y la anarquía, hubieran entrado en su interior y lo hubieran destrozado mil veces.

Pero la libertad y el amor es más fuerte que todo.. porque nace de Madre Muerte. Y aunque tu propia familia desde su dolor y miedo te ensangrenté... y te invoqué a que te hundas en el mismo fango que ellos habitan...aunque los demonios del dolor y del miedo.. quieran que escribas el suicidio y el apocalipsis, quieren que renuncies, que dejes que la tragedia y el infierno, al final te haya vencido..  Si navegas hacia Madre Muerte.. ella dará un fuego indestructible.

Cuando se andan en estos mares abisales... los demonios del dolor y del miedo... patalean en el infierno y atacan desde los Heraldos Negros. Y desde la realidad cuántica.. poseen a las personas. Los locos.. vemos a los "demonios".. porque ensoñamos despiertos y vivimos a la mitad en la realidad cuántica.. Las personas poseídas por ellos... no los ven... están agarrados por ellos, desde el miedo y el sufrimiento.. los alimentan desde el miedo y el sufrimiento.. pero desde lo inconsciente. Y para ellos no son demonios.. porque están en la dimensión del 3D y es su vibración habitual... y no conocen el éter. Y la única fuerza capaz a trascenderlos es el amor-cuántico. Es volverse inalcanzable. Es no reaccionar, al sufrimiento y a la ira, con sufrimiento ni con ira. No juzgar. Proteger el amor de madre muerte. Proteger a tu Alicia y proteger a la Alicia de todos los otros. Comprender que en la dimensión del 3D... hay mucho sufrimiento porque no se conoce al Fauno ni al amor... ser compasivo del dolor de los otros... pero no permitir que ese dolor de los binarios te posea y destruya tu fe y te separe de Alicia.

 Las personas que tenemos abiertas las puertas de la percepción del éter y que por dentro somos un hueco y una baile lisérgico.. muchas veces nos hacemos espejos del autocumplimiento de la sombra de los otros.. porque esa sombra llega como sustancia homógenea y litúrgica en nuestro éter. Y el éter todo lo fusiona. Cuando en el éter... se adentran los demonios del sufrimiento y el miedo.. de las sombras que los otros proyectan contra nuestra nada, aunque en la vigilia y el 3D nos defendamos de ese dolor.. en nuestro éter no sabemos hacerlo. Por eso muchas veces los locos son chivos expiatorios. Porque nosotros ensoñamos despiertos y porque nuestro ser no tiene frontera ni raíces. 

Cuando yo era niña... y era buena y amante y cantaba la canción del Fauno, a mi madre y a mi abuela materna no le gustaba que fuera buena ni les gustaba mi amor... quizás para proteger a mi hermano o quién sabe qué. Por eso ensuciaban mi luz y trataban de corromper mi inocencia. Porque desde su sombra, deseaban que yo fuera mala y oscura. Para proteger quién sabe qué tradición plutoniana. Y su deseo.. que yo captaba verticalmente desde la sombra.. se autocumplió.. yo dejé de ser buena y amante con mi madre y con mi abuela.. y empecé a rechazar mi parte buena y a sentirla mala... y a horfanarme de las mujeres de la familia, porque era lo que ellas querían, para proteger a mi hermano y al sufrimiento y a la tragedia que era el sustento familiar.

Mi madre rechazó mi ser.. rechazó el amor que yo la tenía.. rechazó mi amor de Fauno..  Porque mi amor ponía en peligro a su sombra. Mi luz ponía en peligro el infierno familiar que estaba arraigado por la ardiente oscuridad.

Cuando las personas viven apegadas al sufrimiento y a la tragedia, temen a la alegría y a la luz, temen al Fauno. 

Como yo soy alguien con una luna indiferenciada y con alta capacidad perceptiva de lo inconsciente y nunca he sabido proteger mi nada... absorbí todos los demonios de mi familia y me hice su chivo expiatorio.. La herida de mi madre no se sanó. Y mi madre quiere que yo sea la madre redentora. Y a mí eso no me sale. Eso me hace sentir crucificada. Y me rebelaré siempre contra las cárceles y los infiernos.

 Dentro de un rato saldré con Kavka. Para mí es indispensable tener un agujero del árbol... donde no entre nadie. Porque como tengo abiertos los portales del éter del inconsciente... los entornos se hacen mi inconsciente y mi sombra. Y las frecuencias del dolor y del miedo y de la ira... de los otros, se poseen en mi campo magnético y las vivo como sinergia y siento que provienen de mí. Y así como la naturaleza me ayuda a vibrar amor porque se hace parte de mi inconsciente su vibración de Fauno... los seres humanos me hacen vibrar el infierno. Yo soy alguien esquizo... porque soy de éter.. y porque mi alta capacidad perceptiva de lo inconsciente y de la sombra y de lo oculto.. me hace percibir desde el ensueño. Pero yo no sé gestionar mis percepciones.. no sé proteger mi individualidad ni mi nada... porque mi inconsciente es una hervidera de ayahuaska.. y en sus ríos del olvido... a través de símbolos poéticos.. el exterior es vivido como lo interior. Y el espejo se quiebra. Soy poseída por los espejos de los otros. Por la sombra de los otros. Porque la sombra de los otros, desemboca y nace del éter. Y como está hecha por paradojas poéticas y por sinergias de fuego, polvo, viento... Mi éter las une a su éter.. Porque llegan de forma inseparable a mi propio éter. Y ahora siento que mi madre necesita y desea que yo sea mala.. desea que yo sea mala.. para que ella se sienta la víctima buena. Su sombra, llena de sufrimiento.. necesita esa épica... por eso desea desde la sombra mi mal. Pero no lo hace de forma consciente.. son los demonios del sufrimiento.... son los infiernos plutonianos. Pero a mí esos demonios.. me hablan desde el ensueño de forma vertical.

No recuerdo muy bien lo que soñaba. Me despierto rodeada de ausencia. Anoche experimenté algo muy extraño... Era un llanto que hacía extrañas catarsis del espanto y el sufrimiento.. Yo estaba sentada en la cama y durante un rato tuve la sensación de que estaba flotando... de que todo se movía. Y durante otro instante sentí la muerte dentro de mí. A mí me afecta mucho el entorno... y un entorno lleno de sufrimiento y tragedia.. me acaba llenando el inconsciente de infiernos. Y que mi vieja se haya trastocado de la cabeza y me haya condenado, ha hecho mucho más abisal la situación que ya me era bastante jodida. Creo que son las tácticas de los delirios y tragedias plutonianas... esas guerras de poder y hambre por el amor para someter y acorralar al otro o crear un castigo y una condena sobre él..  para llevarlo al límite.. al sentirse uno mismo al límite y en el abismo. Cuando toda la vida se han tenido relaciones plutonianas.. y nunca ha habido relaciones cuántico-anarquistas, las personas se vinculan desde el sufrimiento porque no saben vincularse ni desde el amor ni desde la libertad... Y crean sufrimiento. Sufrimiento que para ellos no lo es, porque es su hábito. Que los hábitos y las formas vinculares de mi familia me crean sufrimiento y atentan contra mis ideales, mis necesidades y  mi forma de vivir y de amar la vida.. y que me rebelé a ellas.. es alta traición... y ser alguien perversa por eso se me trata de destruir.

Para mí mi familia fue durante mucho tiempo una peligrosa infección que tendría que exorcizar para hallar la vida, para amar la vida. Los patrones que dejaron en mi pesa-nervios.. sus frecuencias de miedo, de chantaje emocional, sus sombras de sufrimiento, de guerra, de anti-amor y anti-libertad.. lo que se me quedó dentro del inconsciente como el más sanguinario infierno. Por eso toda mi vida, me rebelé a mi familia.. porque rebelarme a ella, era rebelarme a mi depresión, a mi debilidad, a mi miedo, a mi neurosis, a mis deseos de morir, a mi fango.. a lo que me separaba del numen y de la hoguera. Y no estoy dispuesta a comulgar con sus infiernos. Aunque también los lleve dentro. No pienso renunciar a la anarquía-cuántica ni someterme a la enfermedad que atenta contra la vida y la libertad. Si me dejo poseer por ellos, moriré, perderé a Alicia, a mi creatividad, a mis deseos de vivir, a la fe. Lo que ellos esperan de mí, supone la destrucción de mi vida. Ellos me separaron de mi vida.. porque no quisieron que la tuviera. No quisieron que escapara de la telaraña plutoniana de la familia.. quisieron que fuera la vela de su entierro sin fin. Y en realidad me vencieron. No pude escapar. Porque los amaba.  Mi vieja todavía se atreve a decirme que no la quiero. Ella no entiende el amor que la tengo.  El amor que me llevó a la locura. Porque no me conoce. Y pide más. Pide que yo sea la vírgen maría..Pide que renuncie a mis ojos, a mi forma de ser y de amar, a mi independencia, a mis caminos, a mi furia, a mis motivos, a mi libertad, a lo que siento, a Lobo Estepario, a Tigre. Y sino lo hago, me niega el amor y me niega la vida. Porque eso es lo que hace el amor plutoniano. 

Cuando se tiene un hijo.. y no se desea que el hijo tenga su propia vida y crezca y vuele... el amor es inevitablemente plutoniano... no es el amor de fauno.. es un amor de sufrimiento. Yo siento que mi madre activa mi cuerpo del dolor. Lo siento de forma visceral y sanguínea. Y ella me hace sentir mala por sentirlo, me condena por sentirlo. Y a mi me duele sentirlo, porque sentirlo es sentir sufrimiento. Y también desearía sentir el País de Nunca Jamás y al amor del Fauno. Pero siento dolor y siento rabia.. que se activa cuando ella vuelve a ser invasiva y yo siento que me quieren separar de mi soledad y de mis lobos y vuelvo a sentir la opresión y el miedo a morir y a ser castrada y encarcelada. El respeto a una misma.. es aceptar lo que se siente.. liberar la sombras.. cuando todo se libera.. es cuando se puede dar la alquimia. Es importante ser la propia madre. Y es difícil llegar al arquetipo de la madre interna.. cuando no ha habido un vínculo sano con la madre física.

Mi rabia y mi dolor... respecto a la sombra de la bruja de la familia... que se activó al regresar a la ciudad.. lo he pastado en silencio... he escrito aquí en forma de sublimación, no he dicho ni palabra al entorno, y he tratado de llevarlo al amor de Fauno.. de transformarlo en mi soledad. Ya no quiero hacer guerras esquizoanalíticas. Porque comprendo que ellos sufrían mucho y nunca conocieron el amor del Fauno ni la libertad y atravesaban abismos muy complicados y también habían sido niños perdidos y profundamente heridos contra la naturaleza salvaje y la anarquía. Yo quiero llegar al amor del Fauno para deshacer mi rabia. Pero la rabia nunca puede deshacerse.. si se reprime o se moraliza... ha de liberarse en la soledad hasta el cielo en llamar para regresar a Alicia. 

Por alguna razón... mi vieja sacó el infierno plutoniano.. precisamente cuando yo ya no combatía y estaba haciendo un proceso de sanación y meditación en la más absoluta soledad... sin visceralizarme, sin sacar balas afuera, sin culparla, sin repetir los pródromos del pasado.. tratando de sanar las heridas. Creo que eso es lo que hacen los demonios plutonianos cuando se ha perdido la canción del infierno... necesitan que regrese.. porque esa canción aunque fuera una puta tragedia daba una sensación de control y arraigo y seguridad.

27 de febrero de 2021

 Estuve mucho rato por ahí con Kavka. Y experimenté un llanto por mi vieja, por su dolor y sentía amor hacia ella y miedo del abismo y de los infiernos que parecen anegarlo todo.. y tuve una experiencia de introspección y de trabajar con mi ira y con mi dolor y deshacerla en la inmensidad, y comprender que también yo había proyectado en ella.. el amor de la madre que yo quería y necesitaba.. y no el que ella daba... y la había eclipsado con mis ojos y la había culpado del dolor... y la había dado guerra como sentía que ella me la daba. Y yo también había llevado su amor, a la crucifixión y al borde del abismo como sentía que ella hacía con el mío. Y nos sentí rotas en el mismo espejo. Marcadas por los mismos Heraldos Negros que envía la muerte. Pero hoy se deshacía la ira y la culpa hacia ella. Y era capaz a ver las sombras y las luces... A asumir mis motivos y a soñar y necesitar los suyos...y esos adagios del abismo y del conflicto cobraban el brillo de Madre Muerte. Cuando estás muy unida a una persona, también la dinamita se fragua como el cielo que se abre a cañonazos. Hay relaciones de amor/odio que no es fácil vivir sin la bipolaridad... porque hay un nigredo y una espina.  En mi familia siempre hubo mucho sufrimiento y tragedia... y hoy siento que el amor de Fauno, está en medio del abismo.. y que nos matará a todos si no somos capaces a avivar su fuego. Sólo la fe en Madre Muerte puede ayudarme.

Yo ya no le pido a mi madre el amor. Y eso es el principio para que pueda amarla y entender su amor y deshacer el sufrimiento y la rabia. Asumo que el amor que necesito, que siempre busqué y sangré y dolí, es de Madre Muerte y que nada ni nadie.. podía dármelo sino ella. Que yo proyecté a Madre Muerte en mi madre, pero mi madre sólo era un ser humano en el abismo y no podía ni sabía darme amor porque ella no lo tenía.. no lo conocía.. sólo era una náufraga de Madre Muerte como todos. Ella a su vez, proyectó el amor de Madre Muerte en mí y quería que yo la colmara y la salvara, y yo tampoco podía, porque sólo era una náufraga del amor, con mil bocajarros del no-amor en mi piel y en mis tormentas. Y ningún ser humano puede cargar la responsabilidad que sólo es de la nada y del Fauno. No se sabe amar, cuando nunca se ha tenido el amor.  Y sólo se aprende a amar en las profundidades más abisales del mar y de la ardiente oscuridad. Sólo la muerte enseña a amar.

 Están pasando cosas muy raras en casa. Yo trato de meditar, hablar con los árboles, los perros, el viento, con madre muerte. La conciencia y el amor, es un acto individual y solitario. Cuando se alcanza dentro el amor de la muerte.. y se es capaz a desnudar las sombras ante ella y decirle las verdades, "las bárbaras, terribles, amorosas crueldades" se hace alquimia en el nigredo y se es capaz a llegar al amor-cuántico y anarquista. Que no es el amor de los que se crucifican y renuncian a su hoguera, no es el amor que se acorrala y arrodilla, sino que expande y da coraje y furia, no es el amor apostólico, es el amor salvaje que mantiene vivo el fuego y que sabe que ante la muerte y el infinito, viajamos solos. Y desde la insurgente soledad... emprende el viaje hacia dentro, hasta la ardiente oscuridad.. donde la Huesera hace nacer al amor. Al amor de lo sagrado.. y no al amor que nace del hambre y del miedo a la muerte y del 3D.

Las personas guardan terribles sombras... en su inframundo. Para que esas sombras regresen a lo infinito y sean liberadas en Alicia.. hay que bailar con la muerte. Nadie excepto la muerte, nos dará el amor, nadie sino a la muerte hay que pedirle el amor, y a la muerte no le gusta que se lo pidas rezando, has de tomarlo, has de saber que la muerte vive en ti, que el Fauno vive en ti, y no permitir que tu nigredo y tu infierno te haga dudar de tu fuego y de tu ser sagrado, ni permitir que nadie lo haga, no permitir que nadie te corte las alas y proyecte sobre tu nada, su ruido y sus espejos y su inconsciente. Que nadie espere que tú seas su amor y su sustento, el amor sólo es de Madre Muerte. Y no esperar por supuesto que nadie te ame y te entienda... porque sólo Madre Muerte lo hará. Aceptar.. hasta la más abisal soledad... que sólo tenemos el blues de la Muerte. Y gracias a eso... podremos llenarnos de amor.. porque ya no culparemos a nadie de habernos herido o no habernos amado.. Tendremos el amor desde su fuente, indestructible y ardiente en nuestro corazón. Ya no proyectaremos al Fauno en nadie, sino en sí mismo, en nuestro interior. Sólo la muerte nos hace libres.  Porque su amor es anarquista y guerrero.

Hay veces que hay personas que proyectan sobre uno su hambre y su sufrimiento y su pérdida del Fauno y su necesidad de amor. Esas personas están sufrimiento mucho. Pero su sufrimiento sólo lo calmará Madre Muerte y el Fauno. Tomar el rol del salvador... del dador.. es volverse un crucificado. Porque el amor y la conciencia es un acto solitario, y desde el furor de la soledad, unidos a Alicia y a la nada.. se es capaz a llegar, al amor de lo plural.. un amor que sino es anarquista no es amor..  Cuando le pedimos a alguien el amor, estamos agrediendo a nuestro espíritu y a su espíritu.. y al amor, porque el amor proviene de la nada.. y no pide nada.. simplemente es.... es libre y hace que el ser se exprese entera y desnudamente.
 
Cuando hay roles de poder y sombras plutonianas... en un vínculo... el amor no fluye. Porque Plutón hace que el amor sea el hambre y la guerra. Y no la libertad. Se destruye a Peter Pan, se le echa encima la moral y la policía y el deber. Se asfixia a Alicia. Porque el amor jamás responde al deber ni a la presión ni a la culpa ni al sacrificio ni a la tradición ni a la cultura ni a la moral.. El amor ríe en la fiesta del Dios Pan. Ríe cuando es libre. Cuando es tratado con la canción de los perros y del Nunca Jamás. Cuando alguien te pide que le ames como esa persona quiere que la ames y no cómo tú amas..  Está ejerciendo violencia y espantando a tu ternura y a tu canción.

Muchas veces los padres no quieren a sus hijos verdaderamente.. porque tienen una noción moral sobre lo que son sus hijos y espejan su inconsciente en ellos, y con sus ojos tapan a los ojos y al alma de sus hijos. A parte de que proyectan la relación que tuvieron con sus padres y todas sus sombras y miedos, en el hijo. Y entonces ya no ven a su hijo verdaderamente. Y ya nunca pueden amarlo. Porque esperan al hijo que habita en su punto de encaje.. al hijo, hecho a la imagen y semejanza del padre.. al hijo que siga la tradición y la sombra de la bruja y responda a lo conocido, a lo deseado, a lo moral y noción del amor y de la vida del padre.. y crían un hijo que poseer, un hijo al que someter, un hijo que dé sentido existencial al padre y le sirva como chivo expiatorio de sus errores y vacíos.

Y entonces el amor es corrompido. Y matan la inocencia.

En ésta sociedad.. se fomenta moral y culturamente ser padres y formar una familia. Incluso los que se niegan a tener hijos y los que vagan solos son mal vistos. Pero yo creo que ni un 0´5% de la población está preparada para reproducirse. No están preparados para tener un hijo, porque no han alcanzado ni el amor de Madre Muerte ni la anarquía. Y robarán la muchosidad de sus hijos y les meterán dentro la misma prisión en la que ellos están amordazados por el capitalismo y por su propio miedo y por las jaulas y cadenas que durante siglos y siglos se pasaron los padres a los hijos, destruyendo la anarquía y el amor de Fauno.

 La situación en casa es muy rara, mi vieja no me habla y cuando paso a su lado, hay un frío sepulcral que mata la hierba. A mí no me sale acercarme.. porque ayer cuando me acerqué.. y me acerqué a pesar de sentirme herida y violentada.. ella se mostró orgullosa y fría y me apartó... queriéndome empujar a ese infierno de culpa y de castigo plutonianos... donde hay que ser crucificado... porque el amor es el martirio y la muerte... y para mí esos patrones, aunque sean la tradición en mi familia materna, para mí son el anti-amor... y a mí no me levantan el corazón... me aterrorizan.. me cierran, asustan a mi amor.. me hacen daño y deseos de huir de todos los mundos y buscar el canto de los perros y de la mar.. alguna mar que nos proteja de esos demonios del dolor y la culpa y la tragedia. Yo sé que ella sufre mucho.. pero yo no tengo capacidad de salvarla de su dolor.. de asumir y cargar con su dolor... de hacerme el chivo expiatorio de su dolor. Y lo único que hago ahora, es no meter más leña al fuego, tragarme los reproches y llevarlos a la alquimia de la metafísica de Fauno y a la relatividad de la cuántica, tratar de no juzgar, de no echar balas, llevar mi rabia y mi dolor a la soledad y al Fauno y ser silenciosa.. y no reaccionar al sufrimiento creando más sufrimiento aunque me provoque sufrimiento, aunque esté a punto de arder.... no dejarme poseer por los infiernos plutonianos ni sentirme culpable. Y tratar de ver a vista de pájaro... los mecanismos de la sombra y del sufrimiento.. rezando al amor de Madre Muerte porque la proteja de los demonios del dolor... y salve a su Alicia. Y entendiendo que su ira y su frío.. proviene de un profundo sufrimiento y que en el fondo de ella está el amor de Fauno.. y una niña perdida amordazada por los ataques de los Heraldos Negros.  Pero no siendo yo el espejo ni la diana, ni la redentora, ni la culpable. Yo soy de la mar y del viento.. y a mí me gusta bailar y soñar sola. Sólo la soledad puede darte el amor y la libertad. Yo estoy aprendiendo a sostenerme en Madre Muerte... a romper el cascarón.. a nacer de nuevo. Y a dejar que Madre Muerte sea la que me vincula a los otros y no los apegos plutonianos ni las estructuras infantiles viscerales.

 Estuve mucho rato con Kavka por ahí... sintiendo ese tambor del Bosque de los perros.. y la compañía de Kavka me conectó con los ritmos de la naturaleza y ese amor del éter. Y comprendí.. que aunque sea catártica y sanadora la expresión de la sombra y su liberación... llega un momento en que ha de soltarse.. ha de llegar al otro polo.. ha de practicar el amor de Madre Muerte. Por eso decidí borrar el texto anterior... porque para trascender el dolor plutoniano.. hay que albergar la oscuridad y la luz al mismo tiempo... en los conflictos muchas veces la sombra eclipsa el amor-cuántico y la nada.. y como era una fuerza que seguramente fue reprimida y a la que se ejerció moral para obviarla.. pero que trabajaba desde el inframundo.. al emerger su cascada se extremiza e invierte el espejo. Para mí es muy importante que esa carga del nigredo y del dolor de la sombra de la bruja de mi familia... sea expresada en mi soledad, en mi escritura.. que yo acepte todos mis sentimientos y libere lo que capta mi luna indiferenciada y mi energía... sin ninguna clase de represión ni de moral...que conozca el secreto de mi rabia.. que proteja a mi ser en su totalidad, todo lo que siento, todo lo que emana de mí.. sin demonizar nada,  sin ser prisionera por nadie ni por ningún entorno, que no sea condicionada por la superficie, que no sea oprimida, ni amordazada, ni condenada por nadie. He de ser mi propia madre... la madre que desenreda y asume mi ira y mi dolor... que lleva esas fuerzas a lo más profundo, al desierto de la Huesera, al lugar donde puede provocarse la alquimia del nigredo. Y yo no quiero señalar la sombra de mi vieja frente a ella porque eso perpetuaría el inframundo y la oscuridad... y eclipsaría su luz y a su Alicia.. y me separaría del amor del Fauno. Y porque ese tipo de sombras.. provienen de las Bestias del Inframundo.. y la única forma de saciar su dolor de muerte plutoniana.. es el acecho de la nada y del silencio y del amor de Madre Muerte... ese tipo de animalarios.. se alimentan del dolor.. y recrean el dolor.. necesitan el dolor.. porque aunque parezca algo masoquista.. han asociado que el dolor, es un lugar de protección y seguridad, han asociado que el amor es dolor. Cambiar los patrones inconscientes, hacer una alquimia al pesa-nervios que mamó esas frecuencias como el sostén afectivo.. que nació de energías.. y que se hicieron esqueletos lunares.. requiere no reaccionar.. pero también necesita liberar al propio inframundo, liberar la sombra.. pero sin que esa sombra se exteriorice y repita el infierno de la maldición de la familia. El aullido de la sombra ha de ser capaz de quemar el cielo... pero en la más absoluta soledad.. sin que ese dolor toque a nadie, aunque haya alguien al que ese dolor culpa de sí mismo.. aunque haya alguien que active ese dolor y lo lleve al abismo. La única forma de salvar a Alicia... es la soledad. La no reacción al exterior. Pacer ese dolor frente a Madre Muerte. Sangrar ese dolor, en silencio y cerca del vacío. Sin echar afuera las balas. Y sin dejar que nadie invada el agujero del árbol ni proyecte sobre ti su dolor y su sombra. Cambiar la relación con los demonios y las sombras. No ser belicoso a las sombras de los demás...porque eso alimenta a las Bestias del Inframundo..y para eso tú no has de atacar sus sombras, has de hacerte inalcanzable para poder amar y arraigarte al ser profundo... rodearte por la nada, individualizarte en el Bosque... estar completamente solo sino Alicia perderá su fuego.

 Soñaba algo reparador... había un proceso de silencio y desaparición que hacía que luego surgieran vestidos y cantos. Y dependía ese nacimiento.. del no-acto y la no expresión.

Ayer fue un día muy angustiante. Era la misma angustia que me había enloquecido y que vivía en mí en los años esquizo. La angustia que me provoca mi vieja. Me es difícil hacer esquizoanálisis de lo que sentí. Era esa fuerza plutoniana y oscura... que sacaba a la luz sombras muy hirientes.. donde se recreaba esa fuerza de la culpa, el martirio, ese amor que quiere hacerte desaparecer, porque no es el amor del Fauno y porque nunca te vio ni supo quién eras ni aceptó jamás tu libertad y tu destino ni a tu ser.  Para mí fue perturbador y muy doloroso. Y despertó un dolor que había sido muy intenso en mi pasado.

Se me hace más difícil la vida... cuando siento de nuevo, esa fuerza de la culpa, el sacrificio, la opresión, la tragedia..  Cuando los demás me quieren hacer responsable de su dolor y se agarran a mí plutonianamente y dan la guerra y la prisión. 

En mi familia materna, el amor estaba asociado al martirio y al sacrificio. Yo nunca quise ser la crucificada... pero en realidad nunca pude escapar de las enfermedades plutonianas de la familia. No crecimos para ser libres ni lo que éramos, fuimos criados para que nunca creciéramos, porque éramos el sentido existencial y el sostén.. y la familia nos parasitó.. manipuló todos nuestros movimientos y decisiones, nos coaccionó con el miedo, con el chantaje emocional, para que renunciáramos a nuestra vida y nuestros sueños y la arrodilláramos a los camposantos de la familia.. nos metió en la telaraña.. nos jodió la vida.. y no pudimos escapar porque los amábamos.. y el amor se volvió muerte y cárcel.

Y hoy está abierta de nuevo la sombra y las viejas heridas. El modos operandi de la sombra plutoniana y el dolor sigue ardiendo. Para mí es muy doloroso que mi madre quiera que yo sea su madre.. Y que utilice el orgullo y la guerra y el hielo para hacerme sentir culpable por no amarla como Cristo. Aunque eso es lo que hacía su madre con ella. Cuando alguien exige el amor de Cristo provocando dolor y cárcel.. cuando alguien exige el amor, y no vibra el amor de fauno... está emitiendo vibraciones densas y llenas de oscuridad. Está proyectando sobre ti su sombra y su sufrimiento y haciéndote responsable.. porque proyecta al Fauno sobre ti.. quiere que tú le des el amor del Fauno... pero ese amor sólo lo da Madre Muerte. Como está proyectando al Fauno sobre ti... está creando una profunda agresión contra la anarquía cuántica que es donde el Fauno toca su flauta y sus lunas.. y está creando vínculos plutonianos tóxicos de dependencia y martirio. Porque proyecta todo su dolor sobre ti. Te utiliza como espejo. Te utiliza como catarsis de su dolor y como el grito de la necesidad de amor. Te utiliza como a un crucifijo.
 
Yo soy alguien que funciono por fuerzas uranianas. Para mí el amor es el desapego y la nada de Madre Muerte. Y cuando alguien me invade.. lo siento como una agresión y como no-amor. Como mi madre es inevitablemente invasiva.. siempre siento una espina..donde no fluye mi amor. Mi amor no puede fluir porque las energías de mi madre me llegan muchas veces como sufrimiento. Yo no soy tolerante a su forma de amar y ella no es tolerante a la mía. No respeta ni entiende mi forma de sentir ni de ser ni de amar. Y yo no la doy el amor que ella quiere, porque ese amor no corre por mis venas.. y nadie ama como el otro quiere que le amen, aman en sus propias nociones de amor. Siento bloqueado el amor por el conflicto entre nosotras. Un conflicto perpetuo.. porque ella no ama ni a Tigre ni a Lobo Estepario ni a mi anarquía.

Y de alguna manera... siempre la reproché ser la madre que yo necesitaba que fuera y que no fue. Con ella yo también proyectaba al Fauno...porque me dolía la orfandad y anhelaba que mi vieja me diera el amor que no tenía y me sentía llena de furia al no tenerlo. Hoy comprendo que la madre que yo necesito sólo puede ser Madre Muerte. Y que yo también he de trascender esa herida donde sentí que mi vieja me puso en peligro y no amó mi destino ni a mi ser ni a mi libertad.. y me puso las cosas mucho más difíciles. Cuando yo sea capaz a soltar esa herida umbilical.. yo no reaccionaré con la visceralidad y el dolor.. y podré rodearme de la nada desde la que nace el amor. Dejaré de culparla del sufrimiento.. porque ese sufrimiento ya no podrá poseerme. Y será el Fauno el que lo colme. Así se acabarán los reproches y esa angustia no podrá destruirme. Y podré ver a mi madre, desde otros ojos, gracias a la distancia de Madre Muerte. Cuando se rompa el vínculo plutoniano y visceral, unido por todas esas sombras de la bruja.. podrá darse el vínculo de la anarquía cuántica y del fervor de la nada y emerger el amor de fauno.

26 de febrero de 2021

 Hoy ha sido un día extraño. Hubo un instante de elevación y fuerza y pasión... pero luego todo fue desmantelado.. Me joden los entornos donde en lugar de defender la vida y la alegría, se defiende el drama, se busca el sufrimiento y la culpa y el conflicto.. porque esas son las heridas que se llevan dentro y se las regalan a los otros, porque eso es lo que hace siempre la sombra....  Ese dolor se hace parte de mi dolor y me asfixia. Y esa asfixia me hace desear morir... Antes que ser cómplice de ese dolor y acabar haciéndome su defensora contra mis sueños y mi fuego. Visceralmente muchas veces mi vieja me lleva a las ideas del suicidio y del odio hacia la vida, hacia mi ser. Al sentir sus frecuencias de no-amor.. me hace caer.. me hace sacar lo peor de mí... me hace perderlo todo. Creo que su madre también le hacía eso a ella. Y ella lo espeja en mí.. lo devuelve en mí. Busco levantar mi agujero del árbol, mi fortaleza... pero inevitablemente siento que el entorno es agresivo y tóxico.. porque trae una y otra vez sufrimiento.. sufrimiento que no habita en mí cuando no me rodeaba ese entorno. Y al sentirme prisionera del entorno.. sufro angustia existencial. Y me cuesta muchos esfuerzos arraigarme a mí.. porque el entorno me desarraiga. El entorno favorece la depresión y la idea del suicidio...porque son el sobrevivir y no el vivir, porque no deja de sangrar el fracaso y la decadencia y las heridas que ni dios pudo cerrar, porque ha destruido a Peter Pan, a la poesía, a la barricada, porque los pájaros se mueren de tristeza.. porque abre miles de naufragios que están haciendo su hoguera final. Y como yo absorbo las energías y se hacen parte de mi sombra.. acabo sufriendo el dolor de mi familia como un infierno que ha venido a matarme.. y del que no hay modo de escapar. Es mi viejo el que me mantiene en el barco. Sino ya me hubiera ido.. aunque fuera a morir en busca de la aurora boreal y de la nada.

Yo debería haber nacido de un huevo o no haber nacido.

Toda la presión y rabia.. ya no haya tan fácilmente una isla donde escapar de la desolación y cantar a la vida, al viento, al abordaje... porque están lejos los amigos.. porque los que había han muerto... y desde aquí no veo la montaña, no veo la mar. La busco entre dos palabras y un pájaro de humo. En la fe y obstinación de Kavka, en la risa de los gorriones y el frío.. Vago por ésta ciudad que me hace sentir en Comala.. en busca de alguna flor que se le haya olvidado a los muertos a su otro lado.
 Salí por ahí con Kav.. y me sentí cansada del tormento interior..  de todas esas fuerzas que acorralan la naturaleza salvaje, que demonizan, aíslan, moralizan, exigen, condenan.. y sentí ese fuego de la hartura.. contra todos los estados y leyes y palabras y nociones, contra la vida.
Quiero largarme de aquí cuánto antes. Aunque ahora tengo que esperar porque mi viejo necesita muchos cuidados y tiene que ir a citas médicas. No soy tolerante a la infelicidad y la frustración. Acá me siento triste y mustia y acorralada como un animal de zoológico. Y la angustia y el nigredo me acaba poseyendo.. empieza a cobrar vida propia en mi inconsciente... Las ciudades me destruyen.  Y ésta casa me causa náuseas y depresión. Hoy me afectaron mucho esos sueños... porque me hacían sentir atrapada... perdiendo a Alicia, al fuego, a la conciencia, a los actos. Creo que lo que me hiere en la incertidumbre.. si supiera con certeza que en un mes.. estaría en la montaña, en el bosque, cerca de un río... no sentiría la misma opresión. Pero el sentirme inmovilizada... a expensas de fuerzas exteriores y de decisiones plurales.. El sentir que mi horizonte.. puede ser destruido... si yo suelto el timón y me dejo arrastrar por otros, me causa una sensación de peligro de muerte. Que me provoca crisis existenciales y mi sombra empieza a contra-atacar y el inconsciente se vuelve sádico desde la pesadilla. La pesadilla hace que la amenaza se vuelva mucho más belicosa y peligrosa. Y que emerja a la superficie.. el sufrimiento del prisionero y el amordazado de mi pasado... todo el dolor de mi vida cuando me sentí separada de Alicia.. aflora como una bestia.. y ese dolor asocia que mi familia.. es mi suicidio.. Que la sociedad, la urbe, la humanidad, el 3D, pretende destruirme. Y eso empieza a desencadenar mi método paranoico..  que los sueños.. embriagan de millones de motivos... Porque en la vigilia.. lo que amenaza con robar la libertad a Alicia, es algo que yo puedo sortear y evitar.. pero en mis pesadillas, no soy capaz a escapar.. porque en los sueños, todo son elementos del propio inconsciente.. Y hay pesadillas que te llevan al sótano del inconsciente donde morirás.. y aunque el sueño sea ese chamanismo que te pone en sobreaviso para evitar precisamente la destrucción provocándola hasta el espanto... Mi pesa-nervios lee la agresión a bocajarro... Y hay algo de la lectura que se da en el éter, en la cuántica.. por eso se despierta mi fervor psicótico.. porque leo desde la sombra a la sombra, y la vuelvo luz, pero una luz invertida, una luz del ensoñar-despierta.. el delirio del espejo de la bruja y de los colgados de la Osa Mayor. Y eso hace que me vuelva nitroglicerina.. y me arda pólvora de neurosis y psicosis. Porque la amenaza de la vigilia.. se densifica en una cuchillada del ser contra el ser.. y como en los sueños.. las partes de la vigilia y lo que es ajeno al ser y pertenece al inconsciente de otros, a movidas de la superficie... se lee oníricamente como una liturgia lisérgica y sinérgica donde todo es éter que expresa a tu propio ser y a tu propio inconsciente... acabo sintiendo que la amenaza de la superficie.. es una amenaza del ser contra el ser... porque esa superficie se ha hecho mi sombra, mi puto inconsciente. Y por eso sufro a veces el tormento psicótico.. porque las agresiones y la violencia y lo mezquino y las frecuencias bajas o conflictos del exterior.. las vivo como propias. Porque mis sueños las convierten en una odisea metafísica y existencialista y de las fraguas y cabalas del éter y de Alicia. Y el exterior se hace mi propia sombra.. que se manifiesta desde el ataque de la Bestia del Inframundo.

Y aunque esto sea una broma de la hierba del diablo... un delirio de mis amanitas muscarias... la sensación de mi pesa-nervios.. no es capaz a distinguir el malentendido en la traducción del mensaje entre el oráculo onírico y el 3D.