HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora es raro el día, me duele un poco la cabeza, todo se gira 180º y está también el viaje, el cabaret de ese licor desplomado donde tus ojos vuelven a cerrarse, volver a acudir a grietas neuróticas de verbos escurridos y perder la soledad. 
La guerra de lo insaciado junto a la contaminación acústica de tu herida enraizada en un hueso de polvo sumergido sobre el vocablo de tu éxodo arruinado en mi piel.
Ha venido ella a la casa.. porque tenía que arreglar unas cosas y eso me ha afectado, me ha desvalido mi refugio, me ha inclinado a no sé qué soledad que no me deja estar sola. Le he dicho que yo quiero estar sola y que no volveré a venir cuando ella venga. Ha dicho que ella tiene que dar clases a esa niña. Le he dicho que entonces yo vendré aquí entre semana y que ella venga los findes. Ha dicho "sabes que yo no puedo estar aquí sola". Le he dicho "yo no puedo estar en compañía" Ha dicho "nunca quieres estar conmigo".
No se dan cuenta de la necesidad de la soledad que yo tengo. Ni de la toxicidad que ellos me provocan. Me pegan dentro una quimera que llaman realidad y me hacen cómplice y espía de sus tristes gobiernos de escombros.  Me llenan el inconsciente de guerras y gritos. De dictaduras de las jaulas de su existencia. De balas y ganas de destruir el mundo. Me desvían de mi poesía.. y de mi ausencia... en atentados de tóxicos sonidos que me deprimen y me hartan. 
Yo necesito protegerme de la manipulación que la sociabilidad ejerce sobre la nada y el escalofrío. Necesito destruir las máscaras sociales.. no usarlas, dejarlas goteando en la boca de los espantapájaros, levantarlas hacia vídeos, hacia cementerios de pinturas removidas. Hacia mi cielo de etanol. Estoy hasta las tetas de ponerme un disfraz y fingir que es mi pellejo, y atormentarme de múltiples yoes incapaces a quedarse en mi rostro, ni sólo en la escritura. Estoy cansada de la invasión de significados ajenos y atormentados por la jodida manipulación de los sentimientos. 
Conseguiré un perro y me quedaré aquí. Saldré sólo infielmente y cuando haya digerido el coñac de mi abismo.. para celebrar una canción. 
Hoy tengo que irme y enfrentarme de nuevo a un mundo invasivo, donde la escritura me desdobla para soportar el quiebre de las paredes, donde acabo siempre viviendo en el interior de un corte vertical para no perder el verbo, y eso me provocado un desdoblamiento del ser, una vida llena de agujeros negros, vicios y delirios varios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario