HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Ahora hay una belleza esperanzada sobre la flor que se abre cuajando entre la nieve una mirada vertical y enamorada. deslizante... que trae la vida, las manos abiertas hacia el rostro del viento.. hoy vendrá Kavka.. y las olas siguen llevando... el anacronismo del infinito a los labios que se atrevan a arriesgar la sangre por el fuego de su palabra, por sus agujeros existenciales, sobre sombreros de paja y lanzas de arlequiles, locos y libres del vals.... creo que el camino ha de atravesar también la timidez de los tejos, la tristeza de los rosales, la entrega de frutos de fuego a un salto al vacío, la pasión desbordada pero también el escepticismo de los nómadas y de los ateos, sujetando la mano del amor en un lecho de abismo... la felicidad también es triste.. también es el silenciamiento de las mandrágoras... la madre cortante y cristalina de la sombra... la violencia de los trashumantes sacando la noche por sus ojos y ejerciendo la negativa marmórea contra la propiedad... la rebelión.
Nos han contado muchas mentiras sobre la felicidad, sobretodo en las sociedades del supuesto bienestar, nos han educado para no mirar a la nada ni para hablar con la muerte, para llenar el silencio, con televisores y videojuegos, para cubrir la angustia existencial, con objetos, con consumismo, con relaciones sociales, con matrimonios, con oficios y competencias, con egos.. con ocupaciones y quéhaceres insaciables en el presidio del civismo... y luego la contaminación, la destrucción de la madre tierra, la privatización de lo que es de todos, el robo condecorado y burgués a lo nuestro, la delincuencia legitimizada como si fuera un Cristo, la maldad y la miseria y la mierda de la clase alta disfrazada de algo admirable y de la gloria, los mataderos, las gallinas que viven en una jaula con luces encendidas las 24 horas, el plástico comestible, el negocio del petróleo y sus asesinatos, el negocio de las armas, de las farmacéuticas creadoras de enfermedades, la clase alta asesina y mediocre, sucia de conciencia y de alma, gobernando el mundo y decidiendo la moral apropiada, la ley y sus jueces podridos.
No han querido que se mirara de frente al éter y a la enana blanca, y han prostituido y mercantilizado el dolor de las personas, lo han despolitizado con libres mercados e infamias para que las personas no tomaran las plazas, destruyendo la idea de la comuna y de la sinergia...  Han hecho caricaturas esperpénticas del SER en una sociedad donde el lenguaje interior, el metalenguaje, es un tabú, y se tapia con máscaras sociales y convencionalismos. Han levantado murallas, cárceles y manicomios, para todos aquellos que se rebelaban a la estupidez colectiva y al esclavismo al poder.  Y han construido escuelas donde perpetrar la estupidez y el esclavismo. 
Muchas familias han educado contra el sufrimiento, han negado el abismo a sus hijos, los han protegido a base de billetes, objetos y mentiras, religiones, cuentos chinos haciéndolos indefensos y vulnerables, haciéndolos susceptibles a ser votantes del pp y esclavos, hijos del miedo y del capitalismo, hipocondriacos compradores del milagro, con todo ese rollo de yogures para el costerol, de cremas antivejez, remedios para la calvicie, tetas operadas, depilación laser, ropas de marca y "yo no soy tonto", pastillas para el dolor, pastillas para la angustia, putos códigos de barras vendiendo un cielo prostituido, separándolos de su responsabilidad guerrera, de su alma, de su fuego, de su independencia y de su anarquía, de la urgencia de Rebelión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario