HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

aquí ya no hay nostalgia
los muertos en el hoyo siguen profanando su canción desentonada, removiendo en mi mesita, esa cola de pegar y esas anfetas desvirgando en la luz el disgusto que se llevó tu madre cuando se cruzó contigo en ese callejón
aquí ya no le quedan poemas a los putos naufragados de mi corazón, ni entre tumbas, ni entre vasos, ni en esos templos violados por una hoguera que tenía más prisa y menos fe
aquí da igual ya dónde te estás pudriendo.... o si al fin conseguiste acabar ese libro, por robo o por náusea, por tristeza o porque no te cortaste las venas y tu cuchilla no te deja en paz
todavía vendrán más agujeros y se ahorrarán el tango en la esquina de los bares o saltando entre la nieve
prefiero dedicarme a quitarle pulgas a los perros y restayarlas entre las yemas de mis dedos.. que andar de mística... salvando un sueño de una palabra que yace entre las grietas ¡qué se joda la dignificación de lo vivido y de lo amado! ¡que se quede cantando a Hamelín a mis cloacas! que no le importe lo que yo pienso... da igual su reputación o la lluvia de su mierda sobre papeles o barcos que se marchan

que se joda la última volundad ensangrentado mis oidos en ese lecho de muerte

hay demasiados puertos que ahora abren sus corazones en la autopsia del rock y no tienen ningún equipaje que manipular en la literatura ni que pesar sobre los hombros del éter

No hay comentarios:

Publicar un comentario