HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Doy vueltas sobre lo mismo... tal vez desde los 15 años, el teatro, el desarraigo de la identidad, el verbo, la carne y el cuchillo, la anarquía, el mundo gobernado por verdugos,  el amor, la muerte, la multitud del yo y la nada, la soledad, el exilio, la tentativa del paraiso y el infierno, la búsqueda y la deriva, la locura, el vino y el poema. Y las palabras no saben quedarse ni llegar a un lugar donde no vuelva a desbarajustarse todo. No llegan a conclusiones que por ser acaben con el aullido. No llegan a verdades que no vuelvan a ser mordidas por la náusea y convertidas en lanzas y polvo.

Ayer leí una carta que escribí hace 7 años... a un tal Oscar que no tengo ni puta idea de quién es... y aunque de aquella estaba más obsesionada que ahora con la psicosis porque habia salido hace poco del manicomio, vi las mismas vueltas sobre la noria. Y al leerla me di cuenta que es una historia muy aburrida, jodidamente aburrida.  Y que de aquella, además escribía peor, pero era lo mismo, lo mismo que nunca me sació, que no me sirvió saberlo, ni decirlo, y seguí durante miles de páginas escribiendo otra vez todo eso... Y tengo que mandarlo a la mierda. Es una historia aburridísima.

"(...)
Como decía Artaud (ni mi vida es completa ni mi muerte ha fracasado completamente)
No sé bien quién soy, ni si hay un modo de ser que no se caiga por su propio acantilado... mi ser cuando se expone al flujo social, se disgrega. Y ahora, después de luchas y derrotas, pienso en encontrar en mi la paz. Una paz en el vacío o en la renuncia. Sueño en vivir en la montaña, desintoxicarme.
Peco de hablar en exceso de mi, todo pasando por mi, porque me estoy en mi, todo el rato, excepto cuando estoy con otros, que extrañamente ya no estoy en mí ni en ningún sitio. Por ello voy a evitar a otros. Y vivir absolutamente en mi, tal vez es mentira, tal vez no se pueda escapar del todo, pero me da esperanza empujarlo.
Divido mis pensamientos, y en el juego de las cien caras, están unos antagónicos a otros y se solapan y masturban y suicidan y golpean. Y entre tanto yo espectadora, espía, traficante o exclava de mí.
Creo en el hechizo de las palabras. Me interesa eso de (...) me gustaría que me contarás más.
A veces tengo psicosis (palabra hermosa a pesar de lo que cuentan) y en una de ellas, los simbolos inconscientes que representaban sentires salían al mundo de fuera y en un teatro podía percibirme enteramente, la cosa que había una lucha por asesinar metafóricamente a mi familia, y he encontrado algo relaccionado al buscar más de lo que dijiste de (...)
Me interesa el inconsciente, un tiempo atrás, cuando era más joven y tenía el fuego dentro, sentía el pensamiento del pensamiento, como la entrada a una conciencia donde "las palabras" pasan como rayos y se siente la energia.. habia demasiada información, e ideales que no estaban en la realidad y dieron lugar a una ruptura, o una caida, una explosión para un darse cuenta que necesitaba el dolor y la muerte y el error. Aquellas épocas intensas, en las que me creía capaz de manipular todo pensamiento y sentir, en las que sentia un laboratorio y una efervescnte pureza, donde poder crear...determinaron mi modo de sentirme, pero aquel inconsciente que era Consciente se volvió a lo inconsciente, y ahora ya  no tengo ese acceso. O casi no lo tengo.
No se como sentirán otros, su propio ser. No sé que tramos en ellos, se hacen comprensibles, o vienen como sensaciones que golpean desde el subconsciente.. Hubo un tiempo, en que exteriorizaba el subconsciente con la gente pero generaba  una delirante violencia en el ambiente.
Bueno.. esto de los estados de conciencia, siempre dan lugar, a contarlos de muchas maneras, porque habia como muchas capas y ojos...en un calambre de lava que después se hacian pensamiento, pero podían formar miles de pensamientos diferentes.. bajo la misma raiz...
(....)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario