HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El perro anda mordiendo un hueso para ver si pilla el jamón... pero es demasiado cachorro.. a veces le ladra al hueso para quejarse... está entretenido y le viene bien para los dientes y la necesidad de la mordedura. Y así no me muerde a mi los zapatos.  Hoy estoy algo vertical de las inefabilidades. Subir sobre el helio, rozar una flor de éxtasis, y a las dos vueltas, volver a la oscuridad y a la matriz del derribo. Con una constante bala de viento cayendo en los huesos estercolados de los girasoles. En tu lágrima insomne y criminal de los trenes extraviados del ocaso.
El revolver de los tuétanos del diario en la tinta derramada del olvido inquisidor de los balcones cuando nos abrazamos al frío bajo la arquitectura destruida de un beso lunar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario