HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay cientos de cartas.... que no recuerdo... en mi email. Pero ya son fuego consumido y devuelto a la ceniza que tiñe besos en los labios del mar y de la nada. Al leer la carta (de la anterior entrada) Me di cuenta que nunca abandoné al meta-ser y al interrogatorio de todo lo que me rozaba...  con él.. me sentía verdadera porque lo sentía también como yo, obsesionado por la metafísica y por la muerte, con una identidad de vapor y de cianuro, de soles en guerra, de diarios de nitroglicerina. Yo siempre busqué escapar del teatro... para amar de verdad...... Pero con las personas no lo supe hacer. Después de él, me hice una cínica, tuve relaciones del erotismo, el botellón y la pornografía, el hedonismo y la promiscuidad.... pero mi corazón y mi ser... ya sólo estaba allí con la función y el vino de los impostores.
Y con él tampoco era sincera del todo, dejé de ser sincera el día que empecé a amarle. El día que quería salvar algo, permanecer algo, mantener encendido el fuego, el poema, el amor.  En el momento en el que nombré el paraiso con su semen y con su canto...empecé a levantar los muros del teatro. Y por eso todo salió volando por los aires. Por honestidad con el fuego.. con la soledad, con la verdad.
Soy alguien rara... porque busco el Imposible. Porque no creo en las palabras ni en la identidad. Y mi destino es el extremismo de la soledad.. y los bailes con los perros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario