HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hay que conquistar los espacios del ruido ciudadano y el virus del capitalismo, en el canto del vaciamiento... en ese rugido de la mar y de la luna... sobre las palabras que aún no han existido.
He sido una obsesa del monólogo interior. Pero muchas veces olvidé que nací en un mundo capitalista y que su toxicidad también se introspectó en mi alma. Muchas veces me enfrenté a mí misma, creyéndome matriz y cuchillo, creyéndome la única responsable, y despolitizando mi ser de la tierra. Pero hoy sé que hay muchos sufrimientos y sentires que provienen de lo político. La contaminación, la represión, la mierda del país, la usura, la avaricia, el poder, la injusticia, el vértigo de la pobreza en un planeta capitalizado, la policía, la propiedad privada, la triste historia de españa cuando olvidó a Durruti, lo que pasó en La Moneda, en Kurdistán, en Argentina, en cada gramo de tierra cuando trató de levantarse la rebelión, las máscaras e hipocresías sociales, los sueños lapidados por billetes y constituciones, por leyes y tribunales, el maltrato a los lobos, la destrucción del hábitat de los seres vivos, las antenas de tv, de alta tensión, de cobertura, todos esos plásticos que inoculan a la masa en el cerebro, los ríos contaminados, los mares que se quedan sin peces, la gente que no tiene agua potable...la sociedad que condena a lo clandestino a la verdad y a la justicia... los muertos de hambre del sur, los ahogados, las vidas destruidas por bombas made in usa.... la manipulación, la búsqueda del olvido de los medios de comunicación, la castración de la memoria y de la verdad. Toda esa mierda en la que todxs nacimos... obligatoriamente nos clava una muerte. Manipula nuestra salvajidad. Nos rodea con una prisión. Nos enferma el grito y la palabra, la mano abierta y la sangre. Y también lo hace a todos aquellos a los que no le parece un problema que haya miles de personas condenadas a la miseria, también a todos aquellos que pasan sus ratos libres en los centro comerciales y cantan a los pájaritos y a las flores y a las telenovelas y al matrimonio y se ponen laca de peluquería y están muy ocupados dentro de su casa, con su calefacción, su videoconsola, su TV, y sus puertas y ventanas cerradas por la ceguera... para que no lleguen los gritos del sur. También ellos en sus almas han sido inyectados por la mierda, sobretodo ellos, porque nunca la distiguieron de su carne.
Yo maldigo a todos los que hablen de paz y de libertad, desde su posición acomodada y burguesa, desde su clase alta, desde su clase media, mientras otrxs viven en la prisión de la miseria.. Maldigo a todos los que digan que ésta democracia es el mal menor.. y que su policía es necesaria y la ley porque sino vendría la barbarie. Maldigo a los que no deseen la barbarie antes que la hipocresía y la cobardía de una sociedad que condena a muerte a más de la mitad del planeta. Maldigo a los que no se volvieron locos ni se les desangró el alma, al saber que hay niñxs que están en la calle y que mueren desnutridos... porque los países están gobernados por los nazis económicos. Maldigo a los hijos del bienestar que quisieron quedarse con su solvencia sin llevar en su corazón a los que no tuvieron nada.. A todos los que no sólo no lucharon por la justicia y la equidad, sino que para defender su cobardía y su alma pestilente... atacaron con sus cerebro de lombriz la revuelta porque nunca se destiguieron de una máquina registradora y su cabeza estaba llena de las heces de la usura y la maldad... de las miras de la TV y el corte inglés.... sin capacidad ni a Soñar ni a Amar.  Maldigo a los que votaron al PSOE, al PP, a Ciudadanos. Al rey y toda su genética de verdugos y parásitos del pueblo. Y sobretodo a los políticos de esos partidos de la involución y la mediocridad amparada por el deseo de poder y codicia... por las almas más bajas y oscuras de nuestra especie. Maldigo a todos los que van al caribe a playas privadas de hoteles, porque eso ha sido robado a los indígenas. Maldigo a los que compran marcas registradas en ropas que tejen los esclavos por un mendrugo de pan.. y ellos se las ponen por alardeo de clase.
Maldigo a todos los que no estén de acuerdo conmigo... porque no hayan visto a los avasallados gemir por las noches hasta el estruendo y el espanto, porque hayan mirado a otro lado con su nevera llena y su televisión de plasma, porque hayan oido con indiferencia los gritos de los hambrientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario