HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado corriendo con el perro... crotorando el aliento del muñeco de nieve en sus hocicos y el hollinador de estrellas pestañeando en la ventana. Y al final eso es la vida. La metafísica es hambre. Las palabras son muertos. La poesía son flores disecadas en el cadáver de los jabalíes. Putas marionetas asesinadas de etanol, resucitadas de amapola y machete... condenadas al agujero y a la ausencia.
Mi obsesión con la escritura, es también un asesinato. Es producto del amor que no conozco. Del amor que nunca he tenido. De la felicidad que me mandó a tomar por el culo. O de la pistola que no tengo en mis manos para dedicarme a matar burgueses.
Si yo fuera feliz no se me ocurriría escribir, ni hablar. Haría lo que hacen los perros y los chimpancés. Sino me hiciera daño el vacío ni buscara algo... no volvería a escribir nunca.
Escribo porque estoy sola y necesito hablar. Escribo porque cuando estoy con gente mi soledad me clava cuchillos para que vuelva con ella. Escribo porque busco el puto cielo y porque sé que nunca lo tendré y que no podré vivir sin él.

1 comentario:

  1. Son las dos cosas MAREVA, los perros no escriben, ni disfrutan leyendo tus letras, ni palpan tu sufrimiento revelándose porque no quieres sufrir y aun así mientras lo haces mutas el dolor en la belleza de tus letras ... ellos solo corren, exhalan vaho y babas por la boca, brincan y te dan lametazos porque tú eres quien los alimentas y con quien juegan... te miran con esos ojos llenos de ternura y esperan que cada día estés ahí junto a ellos porque su vida es eso y ya está... su mente no ve belleza, ni amor, ni pena, ni sueños ... comen, corren y duermen, fin.

    Por fin ¿tienes un labrador? ... sea el que sea me alegro que tengas un perro, es verdad q es el mejor amigo... nunca se enfadan y siempre están!

    ResponderEliminar