HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado jugando con el perro.. y estoy fatigada. Me he divertido muchísimo.. el perro estaba en el sillón.. y yo lo acechaba e iba moviéndome rápido  de un lado a otro.. y él me perseguía y alzaba sus patas delanteras y se ponía a ladrar.. yo también emitía una especie de ladridos... y brincábamos y nos zafarranchábamos y empujábamos.  Y en eso sonó el timbre y vinieron los electricistas a acabar lo que faltaba. 
Kavka hoy cumple dos meses. Estoy entusiasmada con el aprendizaje mutuo con el perro. Cómo "adiestrarle" a través del comulgar del alma y el corazón-perro, a través del juego y la alegría. Ya sabe sentarse y dar la patita.. viene al nombre la mayor parte de las veces y relaciona ciertos sonidos que emito con acciones... por ejemplo cuando está agitado y lo acaricio para que se vaya tranquilizando.... y nos quedemos contando las olas del mar le hago ssssssssssssssssssssss... y  cuando toco palmas salta y se crotora... ... también estoy probando con silbidos para que acuda a la llamada.., de momento acompañándolos de su nombre....  y también le digo  NO cuando muerde ciertas cosas... y cuando me clava demasiado los dientes...también lo aplaco.. y lo aprisiono y desvío su atención hacia otros objetos o otras formas de jugar.. Y estoy buscando un sonido más compacto y directo para mostrarle mi alegría cuando hace lo que quiero que haga y poder usarlo un poco como chantaje, un poco como ronroneo en el futuro. Aún todo esto es algo azaroso y caótico, instintivo... pero creo que hay muchas posibilidades de establecer un idioma entre nosotros... y ofrecer cada vez más significados... y tener nuestro propio universo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario