HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

He estado jugando con kavka.. cuando se pone a ladrar y a morder.. lo avianto con ladridos, lo zarandeo.. y se queda como un crujido de ola y como los dedos del maíz en la memoria de viejos barcos del infinito. Y yo me crotoro de alegría. Y si está inquieto...  le canto alguna canción, y aunque yo canto horriblemente... se detiene.. se queda como la mandíbula del aire comiendo flores y motivos. Y a veces se duerme en mis brazos como un gato... Y yo soy irracionalmente feliz.. con su espíritu cerca.. siento que la casa está inmensamente llena con sus ventanas desatándose los cordones en la mar. Y cuando esté aquí Hierro, seremos ejército.
Ahora estoy tomando una cerveza. Sé que he estado algo inconsecuente y voluble, he estado desconcentrada del poema... supurada por un nuevo rayo de fe, por otras patas de la montaña metiéndose en tu fango con tus patas en el infierno. ¿pero y qué? no quiero llegar a ningún sitio ésta noche.... yo busco el Imposible y como decían los zapatistas "vamos despacio porque vamos muy lejos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario