HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy quiero pintar algo por la casa. Quiero ventilar tus ojos de manzano y de vino tinto, en todo lo que abra sobre el viento un motivo para seguir encima del viento cantando peces a las grietas de la tierra y en la peremne esperanza descalzar el hueco de tus manos bajo la huella de la luna empujándome a vivir, aunque sea por pura irracionalidad, aunque sea el instinto de los negrillos y de las moscas, aunque sea como un incontenible charco sobre tus papeles rotos.
Kavka vendrá en dos días. Bautizaremos otra vez todas las montañas y abriremos camino entre las nubes para albergar el nombre de la mar cuando rompe en las piedras la memoria del cielo. Será mi compañero. Y muy dentro de la nieve... alzaremos mástiles con todo lo que tiene tendencia a caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario