HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Hoy viene un electricista... me jode algo tener que andar pendiente, tener que disimular los delirios de mi soledad. Hay una parte de la casa que no tiene luz, yo creo que es porque los ratones se comieron los cables. Mientras ya empiezo a asentar la vuelta de campana de ese cielo.. volver a mirar los ojos de los chopos en el infinito tiempo que presta la helada negra. Vuelvo a estar contenta con lo irracional, con los bigotes del dadá afilando las cuchillas de los héroes apostasiados de lava. Y el perro me crotora de alegría y de la luz y batalla de la infancia. Lo ladro, lo apretujo, lo muerdo, me avalanzo sobre él, lo arrincono, lo persigo, lo lamo, voy corriendo a cuatro patas y lo pisoteo y él hace lo mismo conmigo. Y eso me devuelve las ganas de vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario