HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Lo he hecho mal con los poemas que hoy escribí. Porque he agujereado el agujero y me he expuesto suciamente a su llaga. Lo he hecho mal porque he usado mi nostalgia como una dirección en el retorcimiento de la entraña abierta a fogonazos sobre los jodidos truenos de la falta. Y me he desarmado a mí misma.. haciendo cuerpo de mi herida.. y justificando el doblar de las campanas en la profanación de la deriva, sin ofrecerme otra coartada.

Esto se hace cuando el dolor se vuelve una masturbatoria.. y se acepta oscuramente la resolución del tango y la jeringa.

Pero no puedo permitirme quedarme agusto a través de la masturbación de las heridas. Porque sino, cuando vengan los lobos y la luna llena, no tendré un VERBO para cruzar la noche.

Porque soy consciente que esa escritura a través de la partitura de la negación, lleva en su esencia, sólo a un agujero donde no estan las armas de la palabra, sino confesiones de borracho y alegrias de callejón alabando la descomposición del asfalto en tus rodillas ensangrentadas. 

Yo lo que necesito es una trinchera. Tengo que dar una vuelta y una mordedura a ese nudo, para que los movimientos del escalofrio del jazz y de la nieve, no quieran someterme al vicio de la pena del hachís gozada en su puta trampa de zapatos corroidos por la sangre derrama de su pared. No. Ya no. 

Habrá que inventarse el siguiente enunciado, aunque sea robándole a las garrapatas su alimento.

Usar a ese cadáver como recurso literario y como tonada de mi escritura, es algo poco honesto y además débil y vicioso. 

Estoy aquí, en los cauces de la nieve y el incendio de los ciervos. Toda nostalgia es debilidad y temor al Presente. Todo regocijamiento de las ruinas sin el candor del esquizoduende, es un puto cadáver exquisito de un cementerio agujero de gusano que ya no me gusta para sujetar el vino y estallarlo contra el cielo.

Acá sólo debe estar el crujido del tirachinas de Berenice.

Iré a un nuevo mundo. Y para eso destruiré de mi entraña la inercia de la masturbación de los pozos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario