HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto... no recuerdo del todo qué soñaba, sólo una mueca...dormí profundamente.. ahora busco las palabras... ayer sentí algo muy bello en el viaje, de nuevo ese desdoblamiento del sueño, la invocación a una escena paralela que me construía dentro una pangea, la idea de mi camino... durante un tiempo siempre estaba conectada a esa música, pero los últimos meses fueron violentos y heridos de la profundidad de un destierro. Quiero volver a conectar en cada instante, liberar esa palabra masticada entre las sombras. Sé que estos días escribí un radicalismo que también rasgaba en mi pecho lo que se iba sin dejarme la posibilidad del otro error. Y ahora me despierto también sobre la ínsula de la contrariedad.. con una angustia que punza sobre lo inefable el pretérito de un lienzo corroido en la opacidad de tus ojos, salpicando contra esas canciones lo pétreo de un vencimiento encinto de todo lo que robamos de aquél horizonte para volver a hablar con las urracas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario