HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto.. soñaba algo difuso.. todavía estoy medio dormida... he llegado a algunas transformaciones interiores, pero aún no he escapado del todo de la angustia, ayer por la noche estaba como un rayo de electricidad removiéndome en la habitación... alterada por un desencuentro, por una preocupación penetrante y bastante irracional.... esas conversaciones con la muerte, con el invierno partiéndose a la mitad en mis labios... y la vuelta de la nostalgia y obsesión de K. aunque fue desde otro lugar más lejano... y le preguntaba a ese golpe evanescente pegado en mi vientre porqué esa unión a él... y sentí que era porque durante mucho tiempo el amor se hizo una escapatoria.. cuando todo se iba volando por los aires había una interiorización de ese sentimiento en el temblor de una catarsis dándome una delirante fe y alegria, algo que en su trampa poética funcionaba como un hechizo y yo me hice adicta a esa sensación de sinergia y arrebato, de inmensidad.. y ahora estoy sola con mi franquestein... y debió quedar en algún lugar de mi inconsciente la inercia de aquél latido tirándose por un acantilado... y yéndose con las ratas.. y permaneció un agujero, por eso aunque ya hayan pasado 3 años, un poro de la entraña sigue abierto en esa gota de sangre.. también pensé que si K. se muere yo jamás me enteraré.. y me dio algo de angustia sentir otra vez esa guitarra serrada en la nieve.... y luego pensé, que yo no actuaba con normalidad... que actuaba con vapor... con un amor delirante, una empatía delirante, sin sentirme individual, y sentí un crujido de rabia, al pensar que hacía eso para ser amada.. y entonces me di cuenta que era jodidamente importante que todo aquello se destruyera para hablar con los lobos, para seguir esa ruta del chamanismo y la luna,  para tenerse en pie entre los suelos incendiados... yo tenía una personalidad gaseante y medio desrrealizada por el éter, amaba a K. de forma gaseante con la utopía de la desrrealización y de la pangea del LSD, y eso era inviable para la tierra, para mí misma.....  Y en el fondo todo esto ya lo escribí más veces. Sé que vuelvo a ese lugar cuando se rompen mis suelos... cuando algo en el fondo de mí resiente la soledad y se siente en la deriva y en el exilio, en el abandono y chocando con cristales, por lo tanto es una debilidad, como si tuviera el cadáver de una niña en algún lugar de mi mente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario