HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Mi vida es un caos desde que las palabras que me enseñaron aprendieron las definiciones y oyeron como los mapas se morían de queroseno en un territorio imposible.
A mi hermano le hacia mucha gracia algo que dijo una vez mi tía cuando me despidieron de un trabajo de limpieza "¿cómo va a saber limpiar tu hermana si se crió entre basura?" Era un trabajo muy raro en las oficinas de una empresa capitalista de seguros de accidente... un tal "avata hispana".  A mí me dijeron que podía ir a limpiar cuando quisiera.. menos en las horas en la que ellos trabajaban. Y como yo de aquella vivía más por la noche, iba sobre las tres de la madrugada. No tenía horario. Y yo en media hora zanjaba la historia. Me pagaban unos 400 euros al mes, por media hora cinco días a la semana. Era un chollo.... pero a mí me atacó el surrealismo y Rompetechos....Había unas cámaras que se movían y me perseguían... y me emparanoiaban bastante... una vez me puse a correr y a bailar en diferentes direcciones muy rápido delante de ellas volviéndolas locas para ver si empezaban a arder. Sonó varias veces el teléfono y vinieron una vez unos guardias de seguridad porque saltaban las alarmas al andar yo por allí. Yo no tenía ni puta idea cómo desactivarlas y todas las noches sonaban.  Y las mesas de esas oficinas.. no sé de qué material serían porque si le pasabas una balleta con agua, se quedaba el rastro de la balleta y se ensuciaban. Así que decidí no limpiarlas más. En el armario de los productos de limpieza había decenas de botes que yo no sabía para qué servían... por tanto no los usaba.. porque una vez metí uno en una alfombra y se quedó una mancha insolubre.  Era una oficina muy grande.. con muchos pasillos medio circulares y despachos que daban a despachos y un rollo que yo tenía que andar controlando para no pisar lo fregado.  Y creo que dejaba mucho más sucia la oficina al limpiarla que al dejarla tal cual estaba. Me despidieron a los 4 días, me pagaron 200 euros. Yo de aquella vivía en un mundo paralelo con el hachís.. y el rato que pasaba en esa oficina lo sentía como una matrix, tenía sensaciones muy extrañas..
Creo que durante muchos años.. viví en un estado-marihuana, de fulminante convexidad.  Recibía la información del ambiente y la interpretación de la realidad.. por un calambre sinestésico y psicótico. Y mi capacidad de relacionarme con otros humanos era también esdrújula y de fumada de hachís. 
Aunque eso también me hizo ser delirantemente feliz en algunos instantes de surrealismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario