HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todo se gime y se incendia.. del quebranto de los girasoles en los cuerpos incendiarios de esa palabra tachada por la vehemencia de una negación compartida al lavar los cadáveres de tu cama con la generosidad de ese vicio del poema en la arista del viento cuando dobla la hambruna de los sueños cenizos persiguiendo en tu historia, un pretexto para la entropía de la mía. Venciendo sobre los brazos-hoguera la pérdida del equilibrio de la guitarra en la oquedad de la tormenta y chupando esa droga del despensario de tus sombras acunadas en el fondo de mis ojos como papeles vacíos que van llenando las derrotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario