HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Voy a empezar a cambiar las paredes de la casa. Cuando note el instante del exorcismo y de la alegría. Pintar sobre las pinturas de K. Pintar sobre las lágrimas del Conde Drácula. Pintar sobre las ruinas. Recuperar el incendio del etanol.. hacia los mástiles del viaje por la Atlántida.. con los vaqueiros de alzada dando de comer a los toros. Quiero recuperar los agujeros de la casa. 
Desde que era pequeña, sentí que ninguna casa era mi casa... todas tenían el anacoluto del naufragio. Mi familia era divergente y borderline. Mi familia era un nido gaseoso de grajos cruzando por campos de maíz, de hojalata y de salitre. Desde los 8 años, tuve la sensación de que era urgente irse a otro sitio.. y mientras cantar con las cigarras y pisotear entre los huertos las voces de la lluvia. Me pasé la infancia, deseando cumplir los 18 y mandarlos a todos a la mierda. Siempre evadiéndome a través de Sueños, juntando mis hocicos a los hocicos de los perros, deseando que su mundo entrara en crisis y se resquebrajara para poder cantar mi alegría de los murciélagos. Deseando que salieran volando con dinamita, todas las oficinas, las escuelas, las fábricas, los museos, las cadetrales, las comisarias, los ayuntamientos, la moral de las familias monogámicas, democrátas y votantes. Deseando vivir junto a los esquimales... volando siempre como volaba con la setas, sin volver a posar mis dos pies en su asqueroso asfalto. Y por eso me hice una romántica en el desierto. 
Y ahora todo es voluble, comido por una metáfora. Ya no tengo nada qué ver con todos esos mundos que odiaba profundamente y que me hacían sufrir cuando era adolescente, ya no tengo que aguantar sus porquerías, ni tratar para nada con ellos. Soy vagabunda del agujero del árbol de Alicia. Mi enemigo de momento son los agujeros negros. Entrar en erupción y perderlo todo en el boquete de una hoguera. Pero tal vez un dia los agujeros negros me enseñen a reir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario